Mejores novelas que he leído en 2016

city_lights_bookstore

Vamos al lío. 2016 ha podido ser muy malo, pero libros no le han faltado. Y nada, como sé que si las introducciones a las listas pasan de las tres líneas no las lee nadie, va, ¡va!

Lista de 2014.

Lista de 2013.

Aclaración: libros leídos en 2016, independiente de cuándo fueran publicados.

15_funhouse

15. Lost in the funhouse, de John Barth.

Este libro está aquí porque es muy bueno en lo que hace, pero es un puto coñazo casi la mayoría del tiempo. Es tan difícil, tan complejo, tan críptico y tan erudito que intentar descifrar y bucear en el contenido sin un manual de lectura es una pérdida de tiempo total. Sin embargo, hay un par de relatos en esta colección que lo hacen merecer estar aquí. Básicamente [coge el libro, ni se acuerda de los nombres] Night-sea Journey, Life-story y, sobre todo, Lost in the funhouse, que es una verdadera obra maestra. El resto se merece todo mi respeto y dejadez.

14_england

14. England, England, de Julian Barnes

El primer libro de Julian Barnes que leo: una novela muy pensada, calculada y genialmente escrita. Barnes escribe sobre los planes megalomaníacos de un archimillonario de construir un parque temático que ha de convertirse en una réplica mejorada de Inglaterra. La novela es un juego de hiperrealidades y simulacros partiendo del concepto heritage inglés. Una gran novela.

13_espectro

13. El espectro de Aleksandr Wolf, de Gaito Gazdánov

Esta novelita es un thriller filosófico de lo más curioso. Un hombre que busca desesperadamente reencontrarse con su pasado en busca de respuestas y que acaba creando un círculo que poco a poco se va cerrando. Se lee en un suspiro y una de las novelas que más me ha sorprendido de este año.

gokumon_definitiva

12. Gokumon-tô. La isla de las puertas del infierno, de Seishi Yokomizo

Después de muchas lecturas densas o sesudas, leer a a Seishi Yokomizo ha sido una experiencia totalmente renovadora. Gokumon-tô es una es una novelita de misterio en la un detective, Kindaichi Kosuke, uno de los detectives de ficción más famosos y queridos en Japón, ha de resolver un caso de asesinato con su astucia y capacidades deductivas. Un whodunit al estilo más clásico con una historia que presenta un magnífico retrato del Japón rural de posguerra.

duarte

11. La familia de Pascual Duarte, Camilo José Cela.

Esto me da casi vergüenza ponerlo aquí, pero no ha sido hasta hace un par de meses que me he leído la novelita de Cela. Novelita, claro, en términos físicos, porque la capacidad de adentrarse en la España más rural y hacer este retrato de violencia a través de un lenguaje puramente español me parece un logro excepcional.

barron

10. El Rito, de Laird Barron.

Gran sorpresa cuando me topé con este libro en la biblioteca y no pude no llevármelo a casa. La colección Insomnia de la editorial Valdemar tiene varios títulos de lo más interesantes y nos presenta un proyecto de algo que en España está un poco ignorado, y es el género de terror contemporáneo a excepción de varios autores puntuales. El relato de Barron en El rito es una odisea en la que el terror lovecraftiano se da la mano con lo mundano, lo perdido y olvidado dentro de nuestros lugares comunes. Una novela divertidísima que nos habla sobre la fragilidad de la memoria y la privacidad.

gallo

9. Gallo de pelea, de Charles Willeford

Si esta novela merece un hueco en esta lista, la escena en la que el protagonista toca la guitarra y entra en una especie de catarsis que le catapulta a enfrentarse con sus peores recuerdos merece estar en el puesto número uno. Una novela extraordinaria y muy dura sobre un criador de gallos de pelea cuyo única razón para seguir vivo es el campeonato de peleas de gallos. Un personaje tan machista y cabrón como inolvidable.

8_cicatrices

8. El amante de las cicatrices, de Harry Crews.

Harry Crews ha sido uno de mis grandes descubrimientos de 2016, y esta novela se presenta como un relato violento y sucio de un hombre sin recursos y cuyo mayor instinto es el de huir; un hombre que lo intenta, salir adelante, no fallar a los quiere y no fallarse a sí mismo. Esa desesperación y fatalismo me han conmovido mucho. Espero poder leer más de Crews en los próximos meses.

7_elkin

7. The Magic Kingdom, de Stanley Elkin.

Si hay una novela que me ha sorprendido este año, ya sea por su aspecto formal como por contenido, es esta. Elkin escribe como un cabrón, y su estilo es denso, florido y lleno de oraciones interminablemente subordinadas. Esta historia de siete niños terminales yendo a Disney World es un retrato sobre la muerte (lo idealizada y politizada que está, lo absurda, terrorífica y próxima que es) y cómo buscamos cierto comfort apegándonos a meras construcciones materialistas.

6_saunders

6. CivilWarLand in Bad Decline/Pastoralia, de George Saunders.

A Saunders lo había leído en español en Diez de diciembre. Estos dos libritos de relatos tienen sus más y sus menos, pero las dos historias que dan nombre a las colección son absolutamente brillantes. El estilo mecánico de Saunders se presenta como una clara herramienta de sátira de cómo el lenguaje resultante de las nuevas tecnologías modifica poco a poco nuestro propio comportamiento. Una crítica al capitalismo avasallador.

5_egan

5. A visit from the Good Squad (El tiempo es un canalla), de Jennifer Egan.

Entramos en el top 5, y es que estos cinco libros son maravillosos y podrían haber encabezado la lista sin problema alguna. Por gusto personal se quedan como están, pero son todos logros capitales. Esta novela de Egan, ganadora del Pulitzer, es un relato a pedazos de varios personajes en momentos importantes de su vida. Egan nos presenta desde muchos puntos de vista y desde una perspectiva cronológica su forma de entender la evolución de la manera en la que percibimos el tiempo y nuestra manera de entenderlo y recapacitar sobre él. Me ha encantado como Egan ha sido capaz de ponerse en la piel de diferentes personajes en cada capítulo y de cambiar de estilo, voz y personalidad de uno a otro.

4_chabon

4. The Amazing Adventures of Kavalier & Clay, de Michael Chabon.

Este librazo se presenta como mi primer atisbo al mundo creado por Michael Chabon, del que me he lanzado a comprar libros suyos con una total inconsciencia. Esta historia sobre dos personajes que se ganan la vida durante el boom de los cómics en su época dorada durante la Segunda Guerra Mundial es un viaje imposible que rompe todos los moldes de género existentes. Un relato épico sobre crecer, sobre empatizar, sobre amar y odiar, sobre frustrarse, olvidar, perdonar y huir. Y tal vez volver.

estaciones_2

3. Dias entre estaciones, de Steve Erickson.

Zeroville me gustó tanto que no podía imaginarme que otra novela de Erickson pudiera llegar a los mismos niveles de gustabilidad, que un autor no consigue eso dos veces. Pero esta, que es además su primera novela, es casi mejor. Erickson sigue con sus temas: el cine, la búsqueda de la identidad; lo olvidado e ignorado. Esta novela se vuelve a leer casi del tirón y es un viaje espectacular sobre dos amantes en un relación prohibida y casi mágica.

tabaco

2. El plantador de tabaco, de John Barth.

Este tochón de libro es lo mejor que he leído este año. Lo pongo el segundo, pero es un libro tan bueno, tan imposiblemente bien escrito (y traducido) e hilado, tan inteligente, tan malditamente soberbio, divertido e impredecible que no puedes dejar de pensar en que es una de los libros más importantes de tu vida, desde ya. Tal vez estoy exagerando un poco y hablando desde un entusiasmo bastante poco necesario para hablar de un libro a gente desconocida. Pero es de verdad un libro espectacular y con uno de los personajes más memorables de la historia de la literatura.

los-viernes-en-enricos

1. Los viernes en Enrico’s, de Don Carpenter.

Y el número uno (que intercambio con el anterior según me viene) es este novela perdida de Don Carpenter, uno de los escritores californianos que perteneció a la generación de los beats pero que escribía bien de verdad. Una novela sobre varias personas con aspiraciones literarias a través de los años. Personajes vivos, con tantos miedos como ilusiones y que poco a poco van consiguiendo aquello que se proponen mientras fallan en otras tantas cosas. Un libro donde Carpenter desmitifica la figura del escritor y nos habla clara y llanamente de gente que se busca la vida, que se frustra, que sale mal parada muchas veces, que lo intenta, que sigue o que se rinde. Carpenter es una voz extraordinaria que en 2017 va a estar muy presente en mi lista de lecturas.

Me faltan dos libros que tengo a mitad y que seguro que se meterán en la lista de lo mejor que termine de leer en 2017. Uno, La familia real; el otro, Cutter y Bone, publicado por Sajalín Editores y que terminé de leer en enero. Un libro divertidísimo y tan bien escrito que la única razón que encuentro para que esté olvidado es su falta de ánimo canónico. Buenísimo.

Bola extra: Mis mejores cómics de 2016 (no manga, que eso ya luego, en junio si eso).

Dejo aquí una lista de algunos de los cómics que más me han gustado en 2016. Solo nombres, pero me han gustado especialmente Lamia, Materia y Melancolía. Son, para aclarar, cómics, publicados (ahora sí) en 2016. Lecturas de publicaciones de otros años no están incluidas.

cau

CAU, de Benjamin Marra (Autsaider Cómics).

dmlql

DMLQL, de Gabriel Corbera (Fulgencio Pimentel).

materia

Materia, de Antonio Hitos (Astiberri Ediciones).

lamia

Lamia, de Rayco Pulido (Astiberri Ediciones)

melancolia

Melancolía, de Simon Hanselmann (Fulgencio Pimentel).

paciencia

Paciencia, de Daniel Clowes (Fulgencio Pimentel).

Bola extra 2: Mis libros favoritos de 2015

El año pasado no publiqué mista. ¿Por qué? Por pereza. Pero rebuscando en los borradores del blog me he topado con que la lista ya estaba hecha, así que la dejo tal cual la he encontrado.

  • Los políglotas, de William Gerhardie (Impedimenta).
  • El infierno de las chicas, de Yumeno Kyusaku (Satori).
  • Pórtate bien, de Noah Cicero (Pálido Fuego).
  • Mal dadas, de James Ross (Sajalín)
  • Sobre el dragón del abismo, de Izuki Kyôka (Satori).
  • Posesión, de A.S. Byatt (Anagrama).
  • Vida y destino, de Vasili Grossman (Galaxia Gutemberg).
  • El cuaderno perdido, de Evan Dara (Pálido Fuego).
  • Las cosas que llevaban los hombres que lucharon, de Tim O´Brain (Anagrama).
  • Zeroville, de Steve Erickson (Pálido Fuego).
  • Housekeeping, de Marylinne Robinson. (Vida hogareña en español, por Galaxia Gutemberg).

(Y sí, lo sé, hay solo tres mujeres. Es algo de lo que soy consciente y que el año que viene tengo que intentar enmendar).

¡Un saludo y léanme bien!

hanselmann

 

 

 

Anuncios
Publicado en cómic, literatura | Deja un comentario

2016: cuatro mangas en inglés que espero con ganas

queen_e

Tal y como hice hace un mes, pero esta vez con mangas que van a publicarse en el mercado anglófono. Lo anticipo ya: hay mucha, mucha calidad en este listado.
Red Red Rock, de Seiichi Hayashi (Breakdown Press).

5152y0RRn1LSeiichi Hayashi es uno de estos autores que publicó para la prestigiosa GARO, como Yoshiharu Tsuge, fue publicado en España y pasó totalmente desapercibido. Pero el hecho de que Elegía Roja (Ponent Mon, 2008) fuera más tarde descatalogada y pudiera comprarse en cualquier tienda de saldo por un precio entre uno y tres euros ha hecho que, siendo un autor que ha fracasado en ventas, sea hasta cierto punto conocido, al menos esta obra. Elegía Roja también ha sido pubicada en inglés por nada menos que Drawn & Quarterly, y en España hemos visto una historia corta suya, «Vivíamos entre las flores», en la antología Terry que publicó hace un par de años Fulgencio Pimentel. Esa historia corta estaba sacada (y traducida del inglés) de la edición de PictureBox que editó Ryan Holmberg en 2013 llamada Gold Pollen and Other Stories. El mismo Holmberg es el que desde hace unos trabaja junto a la editoral independiente Breakdown Press editando pequeñas maravillas del cómic underground japonés como Flowering Harbour, también de Hayashi, The Man Next Door, de Masahiko Matsumoto (el eterno rival de Yoshihiro Tatsumi que aparece en Una vida errante) y Ding Dong Circus and other stories 1967-1974, de Sasaki Maki. Pues Red Red Rock, la obra que quiero destacar, es otra aportación de este pequeña editorial londinense que Holmberg traduce y comentará (como siempre) maravillosamente. Lo malo es que Breakdown Press, al ser una editorial pequeña, suelen retrasar bastante sus publicaciones. En cualquier caso, hay que estar muy pendiente de este nuevo librito de Hayashi.

Fukushima Devil Fish, Susumu Katsumata (Breakdown Press)

515N6lCPDhLSusumu Katsumota está inédito en español. Tiene una obra publicada en ingles, Red Snow (Drawn & Quarterly, 2009), y esta misma obra que comento la tradujo al francés la editorial Lezard Noir, mi editorial favorita del universo que, paradojas, no puedo leer porque mi nivel de francés es más que limitado (pero entre su catálogo hay verdaderas maravillas como Gekiga Fanatics (del Matsumoto que he mencionado antes), una colección de historias muy weird de Shotaro Ishinomori o mangas como Chiisakobe, autoras shojo clásicas que aún se resisten a nuestro mercado o Kazuo Umezo). Fukushima Devil Fish es una colección de relatos cortos, una vez más, a cargo de Breakdown Press. Como no sé muy bien qué esperar de este autor y, si soy sincero, no me apetece investigar de qué van la historias, voy a destacar el diseño tan bonito de Joe Kessler, también dibujante.

Cigarette Girl, de Masahiko Matsumoto (Top Shelf Productions).

2016-03-cigarette-girl-spread_lgAntes he mencionado a Masahiko Matsumoto como rival de Yoshihiro Tatsumi. Si leemos Una vida errante (Astiberri, 2011), nos encontraremos con un personaje, Matsumoto, que está siempre un nivel por encima de Tatsumi (y que aparece en el cómic con su verdadero nombre, algo raro si tenemos en cuenta que Tatsumi cambió casi todos los nombres de los personajes incluído el suyo). No son rivales propiamente dichos, pero en la obra sí que se alientan a seguir trabajando y mejorar con tal de sobrepasar al otro. Tatsumi menciona una historia que le pareció especialmente buena sobre un hombre medio loco encerrado en su casa. Esa es la historia que Breakdown Press publicó hace no mucho, The Man Next Door, y en mayo de este año, Top Shelf tiene pensado sacar Cigarette Girl, del mismo autor. No sé exactamente dónde se encuadra esta obra en la bibliografía del autor. Comparando con The Man Next Door, sin duda su estilo parece bastante más pulido y maduro y es claramente posterior, pero también se me asemejan como estilos bastante distintos. Matsumoto es un autor que aún debe reivindicarse mucho, y si su papel en la historia del manga no ha sido mayor es porque el de Tatsumi fue mayor aún (por ejemplo, el término Gekiga, que fue acuñado por Tatsumi para referirse a un manga adulto que por entonces no existía, fue una copia de la estrategia del propio Matsumoto con el término Komaga, que, según Tatsumi, no funcionaría por razones de sonoridad).  En cualquier caso, se puede echar un ojo a la preview de la obra y resulta bastante obvio que Cigarette Girl es un manga que se va a sustentar solo, que no necesita contexto histórico para ser bien valorado pues parece más que evidente que hay mucha calidad en esas páginas.

The Osamu Tezuka Story: A Life in Manga and Anime, de Toshio Ban (Stone Bridge Press).

tezuka_bioOtro manga interesante es esta gigantesca (de más de 900 páginas) biografía de Osamu Tezuka a cargo de Toshio Ban. Las biografías son siempre algo peliagudo. No conozco exactamente cómo se llegó a crear esta obra, pero sí que es un encargo de Tezuka Productions, lo que aumenta las posibilidades de que nos acabemos enfrentando a una versión edulcorada de la vida de Tezuka que, aunque ya de por sí sería interesante, perdería toda la gracia que una biografía más crítica pueda mostrar. En cualquier caso, habrá que estar atento y comprarlo a su debido tiempo. La traducción corre a cargo del mítico Frederick L. Schodt, lo que supone ya algo muy a favor.

¡EXTRAS!

Eso mismo, extras. Las listas que dan el mismo número de cosas que prometen en su título son listas aborrecibles y odiables. La sección de extras es la que le da vida a las listas, donde uno puede ofrecer más cosas más allá de los gustos más extrictamente personales y donde el recomendador puede arriesgarse un poco. Si alguna vez no he ofrecido extras, por favor, perdonadme.

kaoctranslations-ichinkoscans_spirit_shop_pg006

Hay tres obras más que pintan muy interesantes pero no tanto. La primera es Queen Emeralads, de Leiji Matsumoto. No tengo muy claro el origen de la obra. Si no he entendido mal, es un spin-off del Capitán Harlock centrado Queen Emeraldas, que es, básicamente, la versión femenina de Harlock. Leer algo de Matsumoto más allá de su creación más famosa en occidente es siempre algo interesante (aunque tenga que ser, por desgracia, vinculado a esa obra). Es un atrevimiento que en España las editoriales parecen no querer correr, sobre todo cuando vemos que van a reeditar Capitán Harlock (lo que está bien) y a publicar la versión moderna e innecesaria de la obra.

Otro autor que he descubierto hace poquito es Kazuhiro Fujita. Aún no he leído nada suyo, tan solo sé de su existencia. Desde hace no mucho echan la televisión japonesa un programa llamado Urasawa Naoki no Manben que, obviamente, lo lleva a cabo Naoki Urasawa, y consiste en grabar dibujando a autores que Urasawa selecciona para luego juntarse los dos comentar lo grabado. Por el programa han pasado grandes como Takao Saito, Inio Asano, Moto Hagio, Kengo Hanazawa, Keiji Kawaguchi, Usamaru Furuya y (a esto veníamos) Kazuhiro Fujita. Por el mero hecho estar en ese programa (ea, soy así de fácil) el autor se convierte en algo que merece la pena echar un ojo. El manga va de terror o algo así; me da igual, en realidad. Tras leer unas cuantas páginas en una scanlation, es un shonen arriesgado y distinto que creo que (si tienes un amor desmedido por el manga, muy a pesar de saber que siempre acabas leyendo cosas que son malas —o no «tan buenas»— por únicamente centrarte en el manga, pues al fin y al cabo eres hasta cierto punto crítico y rechazas gran parte de la mierda que se publica) hay que probar.

princess

(Por cierto, también en el programa de Urasawa sale una autora, Akiko Higashimura, cuya obra más famosa acaba de ser publicada en inglés: Princess Jellyfish. Es un manga que no leería si no hubiese salido en el programa, pero me parece muy interesante: chicas otakus e introvertidas. Se me asemeja a Girls, la serie de televisión, pero en versión manga, y eso está muy bien —pero tal vez estoy diciendo una chaladura—).

new parasyte fY por último, una obra absolutamente loca. Dentro de poquito Planeta Cómic va a publicar Parasyte, manga muy famoso de terror por Hitoshi Iwaaki. No voy a dar más datos del cómic porque es tan fácil como buscar en Google, pero Kodansha América anunció hace poquito que a finales de 2016 piensa publicar una antología de historias cortas basadas en el mundo de Parasyte. Esto no tiene ningún interés si este manga no te interes, pero esta antología tiene un punto interesante: las autoras son todas famosas autoras de shojo, y el resultado será algo así como manga shojo de terror. Esa combinación me parece bastante explosiva —aunque no creo que sea nada nuevo—, pero lo cierto es que hay nombres interesantes como Asumiko Nakamura, autora de Utsubora. El resultado ciertamente puede ser malísimo, pero también todo lo contrario. Es un producto del que uno no sabe exactamente qué esperar, pero sabiendo que es un tomo único, merece la pena echarle un ojo.

fujita

Publicado en cómic, manga | 1 Comentario

2016: cinco mangas que espero con ganas

chiisakobe

Esto pretende ser un breve apunte sobre los mangas que van a venir en 2016 y que espero con más ganas. Esta entrada, por lo tanto, no pretende ser analítica ni ir más allá del dato. Vamos ahí:

Chiisakobe, de Minetaru Mochizuki (ECC Cómics).

Me perdí Mai Wai pero pude leer enteras Dragon Head y La mujer de la habitación oscura. El primero es un manga de terror apocalíptico genial. Lo leí hace tiempo y si soy sincero no podría decir nada sin estar inventándome la mitad; de lo que recuerdo, tengo un gran sabor de boca: ni había violencia sin sentido ni una motivación absurda para seguir vivos. Los protagonistas tienen tanto miedo al principio como al final, y ni se acaban convirtiendo en seres más aptos para la vida en el apocalipsis ni sobreviven gracias a su astucia. Un manga que seguramente será reeditado dentro de poco. El otro, sin embargo, es de los pocos que recomiendo sin miedo a cualquier tipo de lector, y es que aunque el estilo de Mochizuki fuese aún muy tosco comparado con el nivel que ha alcanzado, además de ser una historia de lo más típica, sigo estremeciéndome cuando pienso en ciertas escenas, en cómo el cómic te introduce en un horror enfermizo y sucio muy hábilmente. Chiisakobe, sin apenas saber de qué trata la historia, me parece el manga que más me apetece leer en lo que viene de 2016. (Dos últimas referencias. Chiisakobe ganó en 2013 un premio de excelencia en el Japan Media Art Festival; ha sido publicado en 2015 en Francia por Le Lezard Noir, la editorial francesa de manga más interesante del momento, y como consecuencia ha aparecido en el número de la lista de mejores mangas de Paul Gravett. ¡Ahí es nada!)

CUkcQt8WUAAsDJO

Wet Moon, de Atsushi Kaneko (ECC Cómics).

No, ECC Cómics no me ha soborbado. Pero es que aunque gran parte de su material sea de superhéroes y la línea Vertigo, el catálogo manga que van construyendo poco a poco es de lo mejorcito y totalmente de mi gusto. Prueba de ello es que dos de mis mangas favoritos de pasado fueran publicados por ellos: Respuesta de una inteligencia absurda y Sunny (además de GoGo Monster, que ya tenía en inglés). Y entran en 2016 publicando a uno de los autores más interesantes que me he encontrado en los últimos tiempos. Lo descubrí en el blog de Marc Bernabé cuando reseñó Soil, un thriller flipante (solo he leído un par de todos, ¡pero!) con un estilo totalmente inesperado en el mundo del manga comercial. No voy a enumerar los premios y reconocimientos que se ha llevado esta obra porque ya lo he hecho con la anterior y me da pereza repetir, pero sí que hay que apuntar que en Francia a Kaneko se le ha publicado mucho y que se le tiene en alta estima. Otro tanto para ECC, otra joya para nosotros.wetmoon-pl1

Last Hero Inuyashiki, de Hiroya Oku (Milky Way Ediciones).

Hiroya Oku is back!! Esto era inevitable, y es Milky Way Ediciones la que se lleva el premio gordo a casa. Es cierto que Last Hero Inuyashiki no va a vender como Gantz, pero son obras con un público objetivo diferente y con unos protagonistas que son una clara declaración de intenciones: un anciano que se convierte en una especie de superhéroe en la primera y un adolescente empanado en la segunda. Sin duda las motivaciones de Ichiro Inuyashiki para luchar y hacer lo que acabe haciendo van a ser muy distintas a las del protagonista de Gantz, Kei Kurono. Mientras que este último, un adolescente normal y corriente, bastante pasota, que busca su lugar en el mundo y se siente perdido con los típicos problemas adolescentes, Last Hero Inuyashiki nos mostrará una historia de redención y lucha por una vida de frustración: una despedida en toda regla a una larga y dura vida. Sin mucho más que añadir, Last Hero Inuyashiki es sin duda uno de los mangas del año y de los más prometedores.

inuyashiki

Plinio, de Mari Yamazaki y Tori Miki (Ponent Mon).

Es probable que esta sea una de las obras en las que los autores y su obra previa poco anticipan a lo que vamos a encontrarnos. Si bien es cierto que Mari Yamazaki ha tocado tanto el tema histórico (Thermae Romae) y la biografía (Steve Jobs) y esta obra podría parecer como la sucesión lógica a su carrera, pues une ambos conceptos, es el coautor de la obra, Tori Miki, el que totalmente desestabiliza la imagen mental del resultado final. Miki es probablemente el dibujante japonés publicado en España más desconocido. Si bien es cierto que el cómic que pululó un tiempo por nuestras tiendas era mudo y estaba publicado por una editorial francesa (creo, vaya), el tomo, Intermezzo, es prácticamente ilocalizable en ninguna tienda de segunda mano y mucho menos de primera mano. Miki es conocido por sus tiras cómicas de humor absurdo y a color. Una pequeña búsqueda de su nombre en Google nos crearía una idea bastante clara de lo que es su trabajo. Su colaboración con Yamazaki es más que llamativa, pero el resultado, a primera vista, pinta excelente y es también una obra bastante convencional que no esperaba encontrar en español. Muchas ganas de probar el primer tomo y ver qué han hecho juntos un talento para el absurdo de Tori Miki y una especialista en historia antigua y magnífica dibujante como es Mari Yamazaki.

2jXNPcB

¿Quién es el 11º pasajero?, de Moto Hagio (Tomodomo Ediciones).

Es un crimen que a una colosa como a Moto Hagio no se la haya publicado aún en España. Tomodomo Ediciones, cuya línea editorial no es del todo de mi gusto, se lanza con este manga clásico de ciencia ficción. Moto Hagio ha sido publicada en Estados Unidos por nada menos que Fantagraphics, dos volúmenes en tapa dura: Heart of Thomas y A Drunken Dream and Other Stories y próximamente Otherworld Barbara. Tomodomo tiene por tanto el honor de presentar en España por primera vez a esta autora tan importante e influyente. Otro positivo para 2016.

740987c8

Merece la pena nombrar otros que son interesantes pero, claro, no tanto. Inspector Kurokochi, de Takashi Nagasaki y Kôji Ôno; Fuan no tabe, de Nakayama Maasaki, un manga de terror que pinta bien pero podría ser un verdadero meh. Trash Market, de Tadao Tsuge, que Fulgencio Pimentel anunció el año pasado. El fin del mundo y antes del amanecer, de Inio Asano, Ichi-efu, el manga documental que va a sacar Norma sobre las reparaciones de la central de Fukushima después del terremoto y que ya ha salido a la venta. Y a eso añadir todo lo que esté por venir, que esperemos sea mucho y muy bueno.

Y por si os interesa: 2016: cuatro mangas en inglés que espero con ganas.

kurokochi.jpg

Publicado en cómic | Etiquetado , , , | 1 Comentario

Gallo de pelea, de Charles Willeford

cockfighter

AVISO: Esta mini reseña destroza por completo la novela (¡SPOILERS!). Si te mueres por leerla, te recomiendo que leas antes Gallo de Pelea (Sajalín, 2015), de Charles Willeford, que es un librazo.

Tiene truco, y el problema es que tardamos unas cuantas páginas en darnos cuentas. Frank ha jurado voto de silencio, parece sincero y honesto y tiene pasión por algo, básicamente lo que muchos somos o queremos ser. Por eso mismo no han pasado más que unas pocas páginas y Frank nos cae bien. No nos gusta el deporte al que juega, pero como sabemos que es un libro, nos da igual y disfrutamos como si estuviésemos viendo una película en la que matan gente. Y además la narración es buenísima: Willeford es maestro en dar lo justo de cada cosa, de centrarse lo mínimo en detalles interesantes e incluso de acortar todo lo posible lo que más esperamos. El capítulo final desenlaza los tres frentes que tenía abiertos en apenas veinte páginas y las peleas de gallos, que es lo que más esperamos leer acaban en un párrafo pequeño si no son importantes y dos páginas (como mucho) si lo son (y son pocas). Y eso es porque el viaje de Frank Mansfield está bien construido, es sensato hasta el punto de que nos lo creemos y en él vamos descubriendo, a través de un narrador en primera persona, cómo funciona el tema de la gallística y cómo funciona la mente de Frank, que se rige por un código de amor propio y honor muy chapado a la antigua pero que nos gusta, y no podemos evitarlo.

Pero entonces lo ves. Lo ves muy claramente: Frank Mansfield es un capullo. Se lo dicen al final de la novela, pero tú ya te habías enterado. Porque riñe gallos hasta la muerte sin remordimiento alguno, le roba la casa a su hermano y su cuñada y la vende y envía a paseo a las mujeres que se le acercan y tan tranquilo. En el fondo es divertido verle actuar así, pero sabes que no está bien. Su código moral no es el tuyo y sus actos serían bastante reprobables si los contemplaras desde un punto de vista moderno (y no digamos animalista, feminista, racista…). El problema es que MUY divertido. El libro es muy bueno y quieres que le salga todo bien a un tío como Frank Mansfield. Y al final de la novela, aunque ya te esperas que algo va a acabar torciéndose (sería decepcionante si no lo hiciera), la chica le rechaza y te da un poco de pena. Y es ese momento lo mejor de toda la novela: nos estamos compadeciendo (tampoco demasiado, todo hay que decirlo, pero sí que reconocemos que la fortuna no le ha sonreído) y antes de que nos dé tiempo a pensar que se lo merece el tío dice que mira, mejor, que le den a Mary Elizabeth, que ahora es el mejor gallero del mundo, vuelve a hablar y todo el mundo le admira.  Va a recoger su premio y se va con su amante viuda a Puerto Rico. Fin de la historia.

Mirando un poco en Wikipedia, las peleas de gallos son legales en Andalucía y Canarias, en el Reino Unido se prohibieron en 1835 y en Francia son ilegales excepto en sitios donde se consideran una tradición muy arraigada al lugar (también los toros). En Estados Unidos, el último estado en el que se prohibió fue Luisiana en 2007.

Publicado en literatura | Etiquetado , , | 1 Comentario

Devorar la tierra, de Osamu Tezuka

devorar_cabecera

Sin duda una de las grandes noticias del año es esta: ECC Cómics acaba de publicar Devorar la tierra, de Osamu Tezuka. Leí la versión inglesa publicada por Digital Manga y, aunque se nota es una de sus primeras obras serias, disfruté muy mucho la ambición desmesurada de Tezuka.  Seguir leyendo

Publicado en cómic | Etiquetado , , | Deja un comentario

El manga que nos trae el otoño de 2015

ishi1Quien dice otoño dice «cuando se acaba agosto». Es a partir de esta época que el consumismo se vuelve una cosa loca, no solo por la llegada inminente de la navidad, sino porque de alguna manera el cuerpo tiende a compensar la abrumante carga que supone volver al trabajo mediante algún capricho, alguna estrategia compensativa. ¿Por qué si no salen tantos fascículos en septiembre? Para los aficionados al cómic japonés, también hay una fecha importante: el Salón del Manga de Barcelona, fecha sobre la que se acumulan una gran cantidad de lanzamientos.

Y si 2015 estaba siendo un año especialmente bueno, la recta final va a ser simplemente apabullante, además de interesante el hecho de ver que editoriales que hasta ahora no se dedicaban al manga se han iniciado o consolidado. Dejo aquí para el que le interese una lista de todo aquello que en mi opinión es una compra obligatoria. No digo que todo lo listado sea bueno, tan solo que espero que lo sea (y creo que lo será). Van ordenados, por darle un poco de emoción.


13. Ayako (Planeta) y Oda a Kirihito (ECC), de Osamu Tezuka. Estos van juntos porque en realidad son reediciones y su importancia, por tanto, es algo menor. Fueron publicados por la editorial Otakuland, ya extinta, en el año 2004 en unas ediciones que dejaban bastante que desear, pero que al fin y al cabo han sido durante más de diez años las únicas que hemos tenido para disfrutar de estos dos grandes cómics. Que tanto Planeta como ECC se decidan a reeditar, las anuncien al mismo tiempo, y las publiquen (imagino, no hay fecha exacta)  en la misma época, tan solo puede llevarnos a pensar que ambas comparten un mismo destino: siendo de las primeras obras de Osamu Tezuka publicadas en español, son una apuesta segura (cortas, interesantes; un formato que cualquier editorial interesada en el manga agradece) y una referencia ineludible para todo aquel que quiera adentrarse en el universo más oscuro de Tezuka. Sus lazos están unidos para recordarnos su importancia. A leerlas.ayako_final

12. Devorar el mundo, de Osamu Tezuka (ECC). Esta, aunque la considero peor que las anteriores, es una novedad y por tanto la coloco un puesto por encima. Del mismo autor, publicada originalmente unos años antes, en 1968, fue una de las primeras obras con las que Osamu Tezuka (recordemos, autor de Buda, Fénix, El libro de los insectos humanos, Adolf, etc., el llamado «Dios del manga») inició su periodo conocido como «Tezuka oscuro», en el que abandonaba las aventuras y se adentraba en temas sociales En este caso, Devorar el mundo es una profunda crítica contra el capitalismo y el egoísmo; en una entrevista, Tezuka afirma que el protagonista no es ni más ni menos que el dinero, el cual, a lo largo de varios cientos de páginas conduce a varios personajes en un devenir de conspiraciones y asesinatos. Aunque estaba inédita, la pude comprar en inglés hace algo menos de un año, y es por eso por lo que puedo hablar de ella con un poco de detalle. Junto a las anteriores y algún número de Fénix, esta es toda la ración tezukiana que nos depara el final de año.devorar_final

11. Oishinbo, de Tetsu Kariya y Akira Hanasaki (Norma). Este es un gran desconocido pero al mismo tiempo es todo un clásico. Marc Bernabé habló con bastante detalle de la obra aquí. Según comenta, la obra lleva publicándose desde 1983 y ha superado ya los cien tomos publicados. Una verdadera barbaridad. En España, Norma Editorial tiene pensado publicar la misma edición que publicó Viz hace unos años: una recopilación de capítulos (pues todos son autoconclusivos) ordenados por temas. Así, un tomo tratará únicamente el sushi, otro el sake y así hasta siete volúmenes en los que seguiremos al protagonista recorrer cientos de establecimientos en busca del menú perfecto. Muy interesante, tanto por su posible aportación a la cultura japonesa como por poder leer un manga que lleva publicándose en Japón tantos años.oishinbo

10. La formidable invasión mongola, de Shintaro Kago (ECC). Shintaro Kago tenía pinta de convertirse en ese típico autor que una editorial descubre, explota y queda olvidado. En este caso porque EDT cerró, y sus cómics eran tan únicos que hacía falta una editorial con un catálogo arriesgado para ficharlo. EDT probó que este autor vende; publicó, al fin y al cabo, cinco tomos suyos en menos de un año, y ECC, por suerte, nos lo trae de vuelta. No sé muy bien de qué va la obra; no he leído la sinopsis y no tengo intención de hacerlo, pero si habéis leído su obra podéis haceros una idea de qué nos espera. Reproducción por mitosis era un compendio de historias cortas experimentales en las que el autor jugaba de manera grotesca con las posibilidades de la viñeta, los puntos de vista y la perspectiva; este tomo parece en cambio más encaminado a su serie Cuaderno de masacres, en las que el autor deja a un lado su vena experimental para crear historias imaginativas y grotescas ambientadas en épocas históricas.

kago

9. Kei, crónica de una juventud, de Goseki Kojima y Kazuo Koike (ECC). Estoy sorprendentemente agradecido de que ECC se haya propuesto publicar toda la obra creada por este par de autores. Probé Hanzô sin saber qué me esperaba, y encontré uno de los mangas con los que más disfruto a día de hoy. Aunque todos los cómics de estos creadores son similares: ambientación histórica, samuráis, acción, lo épico, etc., sus obras me parecen irresistibles, y no solo voy a intentar comprar todo lo nuevo que salga sino ir en busca de otras como Asa, el ejecutor y terminar de leer de una vez El lobo solitario y su cachorro. Kei, crónica de una juventud, parece tener todos los elementos básicos que forma un manga de Kojima y Koike, pero al mismo tiempo es una historia de un joven que busca a su amada, con lo que espero encontrar algo distinto por esa parte. No me la pienso perder.

definitiva_kei
8. Diario gatuno de Junji Ito (Tomodomo). Una gran sorpresa. La anunciaron para verano, y si algo bueno tiene que se haya retrasado es que puedo incluirla en esta lista. Estamos acostumbrados a que la obra de Junji Ito sea macabra, historias locas sobre monstruos, invasiones, fantasmas, suicidios; es raro, por tanto, encontrarse con un relato hasta cierto punto personal: el propio autor como protagonista, su casa —familia y gato incluidos— como escenario. Por supuesto cabe esperar que el humor que siempre late en las obras de Ito sea aquí el principal protagonista, pero si os fijáis en la imagen la esencia y el tono seguro que se preservan. Tomodomo ha juntado con esta licencia a los amantes de los gatos y a los (incondicionales) seguidores de Junji Ito.

catdiary3

7. Hellstar Remina, de Junji Ito (ECC). Y por si no había suficiente, más del autor. Esta vez, como siempre, ración de lo típico, del Ito de historias inesperadas. Espero que ECC continúe publicando muchas obras del autor (su Frankenstein, por ejemplo), y que lo haga a ser posible con una cadencia ágil. Muy contento con este cómic, pero una pena que la editorial siga utilizando un papel en el que la tinta se corre.

ito_definitiva

6. Buenas noches, Punpun, de Inio Asano (Norma). Y aquí, por fin, uno de los mangas más demandado, más aclamados y más esperados. Norma Editorial, sin duda, no publica algo por nada; y sabe que Inio Asano, desde que lo publicara por primera vez Ponent Mon y resultara en un desafortunado fracaso, se ha vuelto todo un fenómeno adolescente y sin duda en una apuesta segura. En este blog, aunque con altibajos, Asano por lo general gusta. Traduje una entrevista en la que aparecía, y comenté que Solanin es uno de los mejores mangas del año pasado. Lo cierto es que Solanin me gustó mucho pero estoy casi seguro de que no aguantaría una relectura; con La chica a la orilla del mar, en cambio, estoy casi seguro de que pasaría lo contrario. En cualquier caso, Asano es uno de los autores más representativos del Japón actual, de su sociedad y, sobre todo, su juventud. No podemos perderle la pista e inevitablemente daremos cuenta de su obra aquí o donde se tercie.punpunfinal5. GoGo Monster, de Taiyo Matsumoto (ECC). ¡BUM! Y esto sí que no lo esperaba nadie. ECC es ahora mismo la editorial de manga más intenresante. No solo coexisten en su catálogo autores espectaculares, sino que no tienen problemas a arriesgarse con cosas nuevas y que ellos consideran (imagino) de calidad. Tienen tres obras de Koike y Kojima publicándose al mismo tiempo; un shônen, Crows, de 26 tomos del que todo el mundo se había olvidado; otras obras como Ichi, the killer, del magnífico Hideo Yamamoto, y además de Junji Ito y Osamu Tezuka añaden a su catálogo a Shintaro Kago y a Taiyô Matsumoto. ¿Se les puede pedir algo más? De Matsumoto, aunque están traducidos Tekkon Kinkreet y (milagrosamente) Takemitsu Zamurai, hay mucho material inédito: Ping Pong, Zero, Number 5, Hana Otoko. Gogo Monster es una obra que tiene ya algunos años, y lo mejor es remitiros a la reseña de 2009 Marc Bernabé para intentar  hacernos una idea de qué nos viene encima. Una golosina, sin duda.gogo

4. Trash Market, de Tadao Tsuge (Fulgencio Pimentel). Hablar de los cuatro que quedan e intentar ordenarlos es una tortura. Hay un primero muy claro, pero el resto están puesto casi al azar. Aunque, para ser sinceros, vengo haciendo esto casi desde el número ocho. ¿Alguien sabía que este hombre existía, que Yoshiharu Tsuge tenía un hermano que también dibujaba para Garo y que pinta tan interesante como la del hermano famoso? En Fulgencio Pimentel han pensado que sería una buena idea dar a conocer su trabajo, y si por si el apellido Tsuge y la revista Garo no os convencen, que lo haga el hecho de que Fulgencio no ha publicado aún un cómic malo. Vosotros veréis.tsuge brotha

3. Sunny, de Taiyo Matsumoto (ECC). Más Matsumoto. No he leído ni GoGo Monster ni Sunny. La primera es del 2000 y la segunda del 2011, con lo que tenemos una buena oportunidad para observar la evolución del autor. Aquí vemos a Matsumoto hablar de su infancia sin que esto llegue a ser una obra autobiográfica: un orfanato en el que viven niños cuyos padres no pueden atenderlos. Es algo extraño y que el propio autor vivió: los niños no son del todo abandonados, puesto que los padres van a visitarles, pero la responsabilidad recae totalmente los encargados del asilo. Con su estilo único y la sensibilidad del autor para meternos en la piel de los personajes, la recuperación de este autor es una las grandes noticias manga del año. El propio Matsumoto habla de este manga en esta entrevista:

Matsumoto: Thank you. Sunny is based on personal experience. I never used to talk much about when I lived separately from my parents, but now I find I can finally stand back and really get a good look at it. I think I needed time to put some distance between that myself and that experience in order to turn it into manga. I started it sort of hesitantly, but after drawing it for a while, I’ve come to feel that the characters are really all me. The children left at the orphanage, the parents who left them there, the people taking care of them at the orphanage — all of them are me.

sunny

2. Las aventuras de Sabu y su maestro, de Shotaro Ishinomori (Planeta). Planeta Cómic tiene la mala costumbre de anunciar una obra muchos meses y a veces hasta más de un año antes de empezar a publicarla. Desde que anunciaran esta obra del llamado «Rey del manga», Shotaro Ishinomori, en el pasado Salón del Manga han sido muchos meses que espero que acaben mereciendo la pena. La historia gira alrededor de Sabu y su maestro, un ciego con una clara influencia/copia a Zatoichi. No sé nada más, la verdad. Sé, sin embargo, que Ishinomori es uno de los dibujantes más espectaculares que he leído nunca, tanto por su increíble y característica composición de página experimental como por sus fondos tanto repletos de detalle o sus planos con perspectivas de lo más originales. No espero, si soy sincero, la obra de mi vida, sino el gozo más absoluto que se puede conseguir al mirar sus páginas. Habría sido el manga del año si no llega a ser por…ishi3

1. El hombre sin talento, de Yoshiharu Tsuge (Gallo Nero). Lo digo sin dudarlo: estamos ante la publicación más importante del año. No digo que vaya a ser mi favorita ni la mejor (puede que sí), pero por todo lo que supone, este cómic es algo tan importante que simplemente deberíamos dar gracias y no llegar a creérnoslo. Joan Navarro, dueño de la extinta EDT, aseguró más de una vez su intención de publicar a este autor pero que fueron muchas las negativas que recibió hasta que al final se rindieron. Gallo Nero, sin embargo, ha conseguido lo que nadie pudo conseguir, ha matado al gigante, y que se publique en español una de las obras de uno de los autores más míticos de la revista Garo es algo único que no nos asegura la publicación de más obras del autor. Disfrutemos de este breve oasis.

tsuge

Y hasta aquí todo. En breve: una lista de mangakas imprescindibles.

Publicado en cómic, manga | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

Lecturas (II)

hello_mizuki

Más lecturas guapas.

mente_portadaLo primero que me viene a la mente, de Juaco Vizuete: Ya lo reseñé aquí. Una obra excelente, no puedo decir mucho más. La habilidad de Juaco Vizuete para narrar es sorprendente, y el formato sin duda ayuda mucho a meterse en la historia. Vizuete se ha convertido en nuevo autor al que seguir: me encanta cómo dibuja, cómo trata los temas, sin exageración pero sin pasarse de realista. Esperando con muchas ganas su colaboración con Santiago García y a ver si en breve me hago con sus obras anteriores.

tatsumiLa gran revelacion, de Yoshihiro Tatsumi: Es increíble cómo a veces una relectura cambia por completo las impresiones que teníamos de un libro. Si cuando leí este tebeo me pareció un buen compendio de historias cortas, esta segunda pasada por el triste panorama que nos muestra Tatsumi, tan lleno de falta de comunicación, de incomprensión y de pobreza, me ha llegado un poquito más que la última vez. Espero que algún día alguna editorial traiga algo de lo mucho que falta por publicar de su obra, de las que podemos ver unos ejemplos interesantes en el blog de Marc Bernabé como La estación seca, Teatrillo Gekiga (menuda pinta tiene este) o El ejercito infernal.

portada_prophecy

Prophecy (tomo 1), de Tetsuya Tsutsui: Este es el peor cómic que he leído en lo que llevamos de 2015. Ya dije más o menos todo en la reseña que le hice en Zona Negativa, pero resumiendo: obvio, aburrido y mal narrado. La primera parte del tomo se centra en la aparición y persecución del terrorista, y la segunda cuenta la historia de este, su trágico pasado y las razones de sus actos. Los detectives creo que son medio tontos, y si no lo son, sin duda son planos y aburridos, y la supuesta agudeza de cada uno se queda en el mero intento. La historia que le sigue tiene demsiado poco fuste para reconciliarme con el resto del tomo.

hero14I am a hero (tomo 13 y 14), de Kengo Hanazawa: Un tomo 13 espléndido, un 14 revelador. El 14 añade nuevos detalles a una historia de zombis que yo personalmente no tengo ni idea de por dónde va a tirar. Por otro lado, el tomo 13 (¡spoiler!) tiene la escena de sexo más tierna de la historia. Tierna no por bonita, ¡sino por cutre! (¡fin del spoiler!). Me gustan especialmente los tomos 5, 9 y 13, que son los que más se centran en la interacción entre personajes y en los que, para mi gusto, más avanza el cómic en cuanto a lo para mí es importante: la historia de los personajes y no el tema zombi. Creo que Hanazawa es un autor muy sensible y muy interesante a la hora de hablar y manejar las relaciones personales, y aunque su forma de tratar el holocausto zombi es entretenida y bastante loca (y a saber a dónde nos lleva), no tiene demasiado interés para mí.

ichi4_portadaIchi the killer (tomos 3, 4 y 5), de Hideo Yamamoto: Una obra, hasta ahora, con altibajos. Me encanta que Yamamoto haga de su protagonista a un asesino despiadado con cara de panoli, pero creo que la historia, todo el tema de la yakuza, pierde un poco de fuerza según se va alargado, que se está convirtiendo en una especie de manga de batallas, de a ver quién es más fuerte y a esperar con qué cosa nueva y súper chula me sale ahora el autor. Y cuando ves que todo se va a reducir a eso, aparece la escena que te reconcilia: Ichi demuestra ante su tío su falta de comprensión de la realidad (tomo 4, en la cena con su tío, páginas finales). Un matiz que dota al personaje una nueva capa de profundidad, pero que no sé si compensa los otros ratos.

3calle13, calle de los misterios, de Shigeru Mizuki: Gerardo Vilches, en su reseña para su blog, dijo que aunque las primeras historias no le acababan de llegar, llegó un momento en el que no podía parar de leer, que estaba completamente enganchado a la lectura. Me ha pasado lo mismo: ha llegado un momento en el que las historias de Mizuki se convertían en algo íntimo, como una especia de viaje a un mundo fantástico del que era espectador y que me atrapaba por completo. Me ha gustado ver a un Mizuki que ni se retrata a sí mismo ni tiene a Kitaro como protagonista. Qué grande es Mizuki. Ojala que se sigan publicando obras suyas sin parar.

MI1Maison Ikkoku (tomo 1), de Rumiko Takahashi: ¡Qué bueno, qué bonito, qué risa! No me lo esperaba, pero me alegro de que sea así. Leí unos cuantos tomos de Ranma 1/2 y me aburrí al instante, pero tenía esa espinita clavada: veía a Rumiko Takahashi (por alguna razón) en esa cima que ocupa Mitsuru Adachi por su magnífica Bateadores (y muchas que me quedan por leer), la cima de la comedia romántica, y quería comprobar si ella también merecía estar ahí. ¡Vaya que sí! El planteamiento es el típico: dos protagonistas que claramente se gustan pero que tiene pinta que hasta el último momento no estarán juntos. Deseando ver cómo se desarrolla y espero que no caiga en cierta monotonía al estilo Kimagure Orange Road, que aunque nunca dejó de ser divertida, sí que perdió cierta gracia y frescura para acabar quedándose en eso: entretenido y ya.

CieloCielos_cubierta-2s radiantes, de Jiro Taniguchi: Taniguchi está mucho más que consagrado, y su obra, hasta el momento, es un legado muy digno, y tal vez por eso mismo vemos como sus temas se repiten, sus esquemas, su narración. Cielos radiantes es un cómic fantástico, tan fantástico como lo fue Barrio lejano, como El almanaque de mi padre, pero sin aportar nada nuevo. Para alguien que lea al autor por primera vez con esta obra, genial; para aquellos que ya tenemos unos cuantos taniguchis a nuestra espalda, más de lo mismo. Podéis leer la reseña que le hice aquí.

hanzo_4Hanzô: el camino del asesino (tomos 4 y 5), de Goseki Kojima y Kazuo Koike: Poco hay que añadir. Llegamos al tomo cinco; la mitad de todo esto ya está dicho. Sigue la historia de Hanzô e Ieyasu tan interesante como siempre: las tensiones sexuales, las intrigas por el poder, la amistad de los protagonistas, la desmedida épica, el podería de Kojima a los lápices. Personajes tan bien trazados por un guion impresinante y un talento como el del dibujante solo puede resultar en una obra que, independientemente de su veracidad histórica (los protas son demasiado buenos y virtuosos en todo), te atrapa por completo a su verdad y su historia. Aquí reseña.

Lecturas (I).

Publicado en cómic, lecturas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario