Un baño nostálgico.

Expresar la acidez de un baño en el mar, el sabor del agua, el choque de las olas sobre tu cuerpo y posteriormente sobre la orilla o el movimiento fluido al que se somete un objeto situado sobre la superficie marina. El sonido de la brisa revolviéndote el pelo, la humedad que oprime los poros de tu piel o el cosquilleo de las algas en tus muslos sumergidos. El frescor del aire sobre la superficie de tu cuerpo mojado o el olor a salado.
El Rumor del Oleaje nos sumerge en ese baño nostálgico, nos prende de un aroma marítimo, un aroma de sensibilidad superflua que crea un ambiente de armonía melancólica. Utajima representa un idilio de paz, costumbres y ruralidad afín a lo tradicional y opuesto al cambio. La modernización proviene de la capital, y el aislamiento del que se adueña la isla da al amor la ternura y desesperación propia de una pasión primitiva, natural y desprovista de convenciones y tipismo.
Nos hace así Mishima respirar del mismo aire denso que produce el enamoramiento y del ambiente rudo y casto de una cultura tradicional, básica y bella.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en literatura y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Un baño nostálgico.

  1. CoffeeStimulation dijo:

    Estaba escuchando esta canción http://www.youtube.com/watch?v=FTPO6XM_IxM mientras leía la entrada y tanto el audio como el vídeo le vienen al pelo.

  2. Pingback: Regreso al mar, de Satoshi Kon | Retrospectiva Coreana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s