Los Amantes, de Philip José Farmer

Philip Jose Farmer es uno de esos escritores de ciencia ficción que goza del halo de misterio que envuelve a todo aquel cuya literatura se encuentra descatalogada. La búsqueda de sus libros supone un reto, y, aunque es fácil dar con obras suyas por la red, hay que tener suerte para encontrarlas a buen precio y en buenas condiciones. Tengo que admitir que disfruto bastante buscando libros de segunda mano de autores desaparecidos de nuestras tiendas. Y admito también que soy más coleccionista que lector, y que me paso más horas en webs de segunda mano que enfrente de un libro. Farmer es una delicia en ese aspecto, pues a pesar a haberse publicado una cantidad inmensa de novelas suyas, a día de hoy solo hay dos en catálogo.
Los Amantes, cuya última edición es de 1975, es uno de los primeros trabajos del autor y uno de los libros más fácil de encontrar por la web. Empieza con una situación distópica, un mundo que podría haber salido de novelas como Fahrenheit 451 o Un Mundo Feliz, lo que le concede, por tanto, un carácter poco novedoso. Y ahí está el quid dela cuestión. ¿Es algo realmente novedoso? Se consideran las novelas antes citadas como hitos de la literatura de ciencia ficción, novelas que traspasan el ámbito ficticio para ahondar en el político y, por tanto, el real de la vida diaria.
La novela se publicó en 1961, fecha que aparece en la edición española del libro que yo tengo (Acervo, 1975), pero que, tras un poco de investigación, es la fecha que corresponde no con la novela original, sino con una ampliación posterior de una novela corta de mismo nombre que el autor publicó en la revista Startling Stories, en 1952.
Y, ¿a qué tantas fechas? Sencillamente, 1953 fue el año de publicación de Fahrenheit 451, es decir, un año después de la publicación de la novela corta The Lovers, de Philip José Farmer. Por lo tanto, esa supuesta carencia de novedad se ve, si no anulada, sí puesta en duda. Es cierto que el concepto distópico nació mucho antes que Fahrenheit 451, con novelas como Un Mundo Feliz o Nosotros, ambas de principios de siglo viente, pero que, cuando hablamos de distopía, solo son las obras de Bradbury, Orwell y Huxley las que aparecen como perfecto ejemplo de dicha modalidad.
The Lovers es, por tanto, más que una novela relevante en el paronorama histórico de la ciencia ficción, el perfecto ejemplo de historia que, con los años, pasa desapercibida al público mayoritario a pesar de su calidad. Y todo por ciertos elementos eróticos que despertaron el puritanismo en las revistas más populares de la época.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en literatura y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s