Waluk, de Ana Miralles y Emilio Ruiz

Waluk es muy valienteAcabo de leer este cómic y no paro de encontrar ventajas a la piratería o descargas ilegales. Porque sí, me lo he descargado y leído desde mi ordenador. Gratis. Y claro, muchos encuentran esta práctica nefasta para el mercado; muchos, pero, ¿es realmente algo malo? De esto se ha hablado mucho, y seguir hablando del tema hará más que posible que acabe redundando en frases tópicas que se han repetido hasta la saciedad. Pero, una vez más: ¿qué tiene de malo? Yo no paro de encontrar ventajas; y para ambos bandos. Por un lado, todo lo que las descargas significan a día de hoy es algo a tener muy en cuenta: acceso instantaneo a libros, música, películas, televisión; todo está al alcance de nuestra mano, y claro está, gratis. Gratis. ¿Cuánta gente no habrá aprendido más inglés viendo series que en el instituto? Mucha. ¿Y cuánta gente no habrá visto muchas más películas (de las buenas) de las que habría visto de haber nacido hace cincuenta años? ¿Libros gratis? Bueno, ya que está ahí, me lo bajo. Y algunos hasta se lo leen. ¿Es un libro malo? Posiblemente sea peor que eso, pero algo es: un escrito, sin faltas de ortografía (por lo general) y con sus puntos y sus comas en su sitio (por lo general). Y todo el reparo que podamos encontrar se remite a una ilegalidad que, ciertamente, existe.
Vale, sí, es ilegal, claro que lo es. Pero a Waluk me remito. El hecho de que lo haya leído por Internet, por un lado, me ha ofrecido la posibilidad de leer un cómic sobre un oso. Un oso bien majo. Y un buen cómic, claro. Por otro lado, lo que ha significado para mí ha sido la creación de un puente hacia la obra de sus autores. ¿Quién narices es Ana Miralles y Emilio Ruiz? Ahora lo sé. Y no solo eso, he buscado más obra suya en Internet.  Eva Medusa, Marruecos, mon amour… ¡Oh, vaya! ¿Quién es Antonio Segura? Ah, claro, un guionista; ¿a ver… ? Vaya, da la casualidad de que EDT va a publicar este mismo mes un libro suyo… ¡y menuda pinta tiene! A lo mejor me lo compro. Pues oye, este librito me ha gustado, me lo he pasado muy bien con el oso. Por un momento he pensado que su amigo, el oso viejo… No, qué va. ¿He dejado de comprar este cómic por haberlo leído por Internet? Probablemente sea al revés. Una vez el libro no es novedad, es difícil encontrarlo en las librerías sin antes encargarlo. De esta manera, el factor “arrebato” (venga, ¡me lo llevo!), desaparece. Para comprarlo habría que encargar, como ya he dicho, y encargar es algo serio. Pero, escuchad esto que digo, escuchad: el tebeo me ha gustado, y lo más probable es que se lo acabe regalando a algún familiar, o cualquiera al que le gusten los animales, pues ya digo, es un buen tebeo, y es perfecto para niños.
Es decir, y por si no me he explicado bien: compraré el cómic gracias a una descarga ilegal.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en cómic, opinión y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s