El azul es un color cálido, de Julie Maroh

El azul es un colo cálidoEscribo esto tras un viaje a Francia y ver a manifestantes protestar en contra del matrimonio homosexual. Todos abogan que una familia estable y digna ha de tener un padre y una madre, ambas figuras representantes de unos valores opuestos. Mi opinión es bien distinta; prefiero criarme bajo unos valores justos y de respeto. Con eso como base, mis padres podrían ser perfectamente chimpancés que poco importaría. Que la homosexualidad se acabará aceptando como algo natural lo tengo tan claro como que el derecho de pernada está algo desfasado. Y que queda feo, digo yo.
Encuentro muy relevante y muy en consonancia con el tebeo el hecho de que esté subvencionado por el ministerio, y me parece no solo bueno sino casi necesario que se apoye de esta manera a dos colectivos tan marginados como son el colectivo homosexual y el de la historieta. Hay libros que por su valor, necesidad y universalidad deberían ser más accesibles al público mayoritario. De esta manera, Julie Maroh nos envía un mensaje fundamental que apela a la necesidad de ampliar y proteger el derecho a la homosexualidad, algo, al fin y al cabo, en relación muy íntima con la libertad del individuo.
Pero son todas estas ventajas el mayor inconveniente del tebeo. A la larga, el cómic se convierte en una mera sucesión de obviedades poco reveladoras para el lector adulto: que si la homosexualidad no es una enfermedad, que si hay una represión injusta sobre el colectivo, que si hay demasiados prejuicios. El tono moralizante y educativo no otorga ningún valor real a la obra, a saber, ningún valor artístico destacable. Se queda en eso: una obra digna de colegio e instituto, pero carente de interés para un lector crecido. Los prejuicios contra la homosexualidad que pueda tener un lector adulto posiblemente no los vaya a perder por leer este cómic; y para el lector libre de ellos la obra se quedará, sin duda, en un mero panfleto con un único atractivo pedagógico.
El libro representa un ejercicio con algunos puntos destacables pero pobre en general. Interesante como lectura de instituto, que promueve un valor de igualdad justo, pero innecesario para el lector con vistas a más.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en cómic y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s