Crónicas del Viento, de Jiro Taniguchi y Kan Furayama

Crónicas del vientoCrónicas del Viento viene a ser la enésima confirmación de la calidad de Taniguchi en general, y de su versatilidad en particular. Si bien en España son sus obras de corte dramático o melancólico las que triunfan a nivel comercial, libros como K, Enemigo o Crónicas del Viento, en las que trabaja con guionista, o Blanco o Sky Hawk, en las que juega ambos papeles pero cuyo tema se desvía del melancólico antes mencionado, no llegan a calar en el lector patrio. El símil es posible con otro gran autor como Shigeru Mizuki, un autor que cosechó una fama tremenda en su país de origen con obras de terror como Kitaro, y cuyo éxito en occidente se debe sobre todo a Nonnonba, Operación Muerte o Hitler; es decir, las que se desmarcan de lo que comúnmente se denomina “obras de género”, y se adentran en los dominios de lo realista, histórico o personal. A Taniguchi le pasa lo mismo, y aunque es un autor que goza de una popularidad tremenda en Europa, no sería raro que después de tantos años su obra se hubiese asentado lo suficiente como para no ser juzgada por etiquetas o géneros. No es así, en cambio.
En lo referente a la obra, Taniguchi sorprende no tanto en el apartado estético como en el narrativo. Si su trazo se mantiene fino y claro, es la “atmósfera Taniguchi” la que esta vez desaparece para dejar paso a una narrativa, por un lado, formal y básica, y por otro, dinámica y contundente. Como el dibujante dice al final del tomo, cuando se le presentó la oportunidad de trabajar en esta obra dejó claro su deseo de dibujar escenas de acción. Es aquí donde Taniguchi mejor se desenvuelve. Son estas un acierto de batallas cortas, donde la acción se condensa en pos de mantener la efectividad. La configuración de las viñetas también es distinta, y abandona durante unos momentos la forma rectangular básica usada normalmente en las escenas de conversación y adopta formas menos ortodoxas pero más efectivas.
Sin embargo, y a pesar de todas estas virtudes, es el guión de Furuyama el punto flaco de la obra. Aunque es interesante, está muy forzado y es algo denso. La historia es buena, y la labor de documentación también. Pero el desarrollo es algo torpe, y la sucesión de acontecimientos es a veces tan obtusa que el interés decae y fluye sin sentido hasta la llegada de un nuevo duelo de espadas.
Crónicas del Viento, para mayor sorpresa, aparece en España publicado por Editorial Ivrea. Conociendo la tónica de su catálogo, es interesante, sin embargo, bucear hasta dar con alguna que otra obra realmente interesante. Crónicas del Viento es un buen ejemplo. Hace nueve años que se publicó, pero no veo por qué no hablar ahora de una obra de un autor de este calibre y de una obra de este calibre que, a pesar de sus defectos, construye un marco perfecto y realmente interesante para cualquier aficionado a la historia, Japón, y en definitiva, al cómic.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en cómic y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s