Entrevista a Takehiko Inoue

inoue[Con motivo de la reseña de Real, he traducido la entrevista que le hicieron Takehiko Inoue en su viaje a Nueva York en 2008. Inoue viajó hasta Estados Unidos para pintar un mural con los personajes de su serie Vagabond y celebrar así la apertura de una librería de  Nueva York y la publicación de sus mangas Real y Slam Dunk en inglés. Ahí va.]
Takehiko Inoue, mangaka creador de Slam Dunk, ha llegado a Nueva York para pintar un mural de su multipremiada serie Vagabond. Con tan solo 40 años, Inoue es un mangaka cuya habilidad artística y magistral narración le han ganado innumerables premios y fans por todo el mundo.
Vestido con una sudadera negra y zapatillas de deporte, Inoue se presentó informal y amistoso ante los numerosos periodistas a los que atendió. Es difícil de explicar, pero a la vez que lo veía dar los últimos retoques al mural y mezclarse con gente que le alababa, me recordó mucho a los personajes de sus historias: el deportista inteligente pero humilde, el guerrero seguro de sí mismo y el sabio y afable monje.
Tuve la oportunidad de hablar un rato con Inoue antes de que terminase el mural, y hablamos de sus mangas, su pasión por el deporte y su relación con sus lectores.
Pregunta: Entonces, ¿cuándo empezaste con el mural?
Inoue: El sábado.
P: ¿Por qué te decidiste a hacerlo? Es un proyecto bastante singular. 
I: Simplemente me pareció interesante y pensé que sería divertido. (Nota: Inoue terminó casi todo el mural en unas cuantas horas a lo largo de la semana y añadió los últimos detalles el lunes durante la recepción de prensa y durante el pase VIP.)
InoueMural28_500P: Vamos a hablar de Vagabond y los personajes que has pintado en el mural, pero antes quiero empezar hablando de la obra que supuso tu primer éxito: Slam Dunk. Slam Dunk se publicó en inglés en 2002 bajo el sello Raijin Comics. Cuando quebraron, Slam Dunk se quedó en el limbo por un tiempo. ¿Qué te hizo intentarlo de nuevo con VIZ?
I: Pensé que sería una buena idea intentarlo de nuevo. Dado que Raijin solo había publicado cinco tomos, tenía sentido esperar un tiempo.
P: Slam Dunk va de baloncesto, y me he dado cuenta en tu biografía de que jugaste al baloncesto durante el instituto. ¿Qué fue lo que te atrajo de ese deporte? ¿Y por qué dibujar un manga sobre baloncesto en concreto? 
I: Me uní al club de baloncesto en el instituto. En cuanto a popularidad, el baloncesto en Japón tiene una situación muy distinta a la que tiene en Estados Unidos. Pero la verdad es que empecé a jugar porque quería ser popular entre las chicas (risas). En cuanto al manga, en Slam Dunk quería mostrar los sentimientos de perder y ganar, cómo se siente un atleta cuando mejora, cuando se hace mejor deportista.
P: Tus mangas deportivos tiene un ritmo vertiginoso, con mucha acción y adrenalina. Uno siente que está en la pista con los atletas, y es inevitable meterse en su piel durante sus enfrentamientos.¿Cómo capturas el espíritu del juego de esa manera? 
I: El baloncesto es una de mis aficiones, por lo que estoy siempre viendo vídeos, leyendo revistas, mirando fotos. Pero cuando dibujo manga, lo hago recordando la época en la que jugaba, algo así como una memoria motriz. Trato de mostrar esos pequeños detalles que solo alguien que haya jugado puede saber, como el tacto del balón, cómo lanzar o cómo sujetar la pelota.
424897740_daf7f32d01P: Algo que siempre se dice de tus historias es que incluyen muchos cliffhangers, que conviertes tus obras en dramas apasionantes. ¿Esa manera de narrar te viene de forma natural o es algo que has adquirido a lo largo del tiempo?
 I: Nunca le he dado muchas vueltas, pero cuando dibujas una serie semanal, una historia que dibujas semana tras semana, en algún momento desarrollas esa habilidad.
P: También se dice que los personajes de tus historias son muy complejos, con personalidades muy reales. ¿Están basados en gente que tú conoces? ¿Tienes un personaje con el que te sientes más identificado? 
I: Todos tiene algo de mí, con lo que es difícil decir si tengo un favorito.
P: Un amigo mío dice que te pareces a Takuan (El monje de Vagabond) (risas).
I: ¡Me lo dice mucha gente!
P: Empezaste con Slam Dunk para luego dibujar Vagabond y Real. Vagabond tiene mucha acción, pero también hay algo sobre el desarrollo espiritual y personal de Musashi, no solo batallas con espadas. ¿Este nuevo enfoque va ligado a tu desarrollo personal?
I: Sí, en efecto. Dibujé Slam Dunk cuando aún era un veinteañero. Cuando era joven tenía una visión más simple de la vida. Por aquella época, mi meta se centraba únicamente en triunfar. Ahora que he envejecido, sé que hay cosas más importantes.
P: Todos tus personajes masculinos, tanto en Slam Dunk, Real como Vagabond, son muy varoniles, y tus historias son como muy de hombres para hombres. ¿Te sorprendió mucho que tus cómics atrajeran al público femenino también?
I: Siempre he tenido mucho público femenino, así que tampoco fue una gran sorpresa.
P: Tu manga hizo que el baloncesto se popularizase mucho en Japón. ¿Cuál es la situación de este deporte ahora en Japón en comparación con América?
I: Después de que se publicase el manga, los clubs de baloncesto de institutos vieron un incremento en el número de miembros. Pero a nivel profesional no hubo muchos cambios; no apareció ninguna liga importante ni ninguna superestrella. Creo que la asociación de baloncesto de Japón no se está esforzando demasiado al intentar promocionarlo. Pero eso es solo lo que yo pienso como aficionado (risas).
slam-dunk-129660P: Leí que creaste la beca Slam Dunk para que estudiantes japoneses pudiesen ir a una escuela de preparación a estudiar y jugar al baloncesto en Estados Unidos. ¿Es así como quieres promocionar el deporte en Japón? 
I: Me encanta el baloncesto, y también el baloncesto japonés. Me hacía ilusión pensar que niños pudiesen emocionarse con este deporte y que quisieran jugar a nivel profesional. Esa es una razón. La otra es que gracias al baloncesto he triunfado con el manga, así que quiero devolverle el favor. Sería fantástico que ese jugador acabase jugando en la NBA; no podría haber nada mejor. Pero ese no es el objetivo de la beca. Me gustaría que ese jugador ganase experiencia y, pasase lo que pasase después, fuese a donde fuese, querría que volviera con esa experiencia a Japón.
 P: Slam Dunk es un manga de chicos de instituto que juegan al baloncesto. ¿Te sorprendió que se hiciese tan popular en Europa, Asia y América del Sur?
I: No creo que la gente que lea Slam Dunk en otros países piense en los personajes como japoneses. Creo que los lectores se los imaginan tal y como es la gente que les rodea.
P: Hablemos un poco de Vagabond, la serie que estás dibujando ahora. En comparación con Slam Dunk, que está situada en la época actual, Vagabond supone un cambio considerable. Sé que está basada en la novela de Eiji Yoshikawa, Musashi. ¿Qué te hizo decidirte por esta historia tras el éxito de Slam Dunk?
I: Básicamente, cuando leía la novela, no paraban de saltar a mi cabeza imágenes de cómo sería Musashi, cómo serían los otros personajes. Por otro lado, después de un manga deportivo, quería hacer algo más serio y con más planteamientos, como la vida y la muerte, la condición humana, etc.
MJV-ART.ORG_-_85050-2386x1600-vagabond-inoue+takehiko-highres-male-weapon-katanaP: Tu dibujo en Vagabond es simplemente increíble, detalladísimo y dinámico. ¿Cuánto tardas en dibujar un capítulo? 
I: Una semana.
P: ¿En serio? Es muy poco tiempo para la cantidad de detalle con la que dibujas. 
I: Se publica en una revista semanal, así que si no lo consigues en una semana, ¡no lo van a publicar! (risas) Pero yo no lo dibujo todo. Dibujo a la gente, y mis ayudantes dibujan los fondos.
P: Sigue siendo increíble. ¿Cuántos asistentes tienes? 
I: Cinco.
P: Guau (todos ríen). El Miyamoto Musashi que dibujas en Vagabond es muy diferente a cualquier otra versión que hayamos visto del legendario espadachín en películas o en el libro que él escribió: El libro de los cinco anillos. Es joven, fiero y salvaje. ¿Cómo reaccionó el público cuando sacaste tu versión?
I: Al principio me decían que mi versión era muy diferente a cualquier otra versión de la historia de Miyamoyo Musashi. En Vagabond muestro a un Musashi joven, aunque nadie sabe realmente cómo fue en su juventud. Tampoco encuentro razón alguna por la que dibujar a un Musashi ya iluminado. Creo que es interesante mostrar el proceso por el cual un hombre joven que se ha comportado toda su vida como un salvaje alcanza la sabiduría.
sc168302P: El manga aún continúa publicándose, ¿no? ¿Cuántos tomos crees que necesitarás para terminarlo? 
I: (ríe, y luego piensa un poco) Creo que 29. Menos de 30, seguramente, pero no estoy seguro. (Nota: la serie ha alcanzado los 27 tomos en Japón.) [Qué lejano queda eso… ]
P: He hablado con unos cuantos editores americanos y me han dicho que, por lo general, los mangas deportivos no venden muy bien en Estados Unidos. ¿Crees que Slam Dunk tendrá una buena acogida? 
I: Estados Unidos es un país que ama el deporte. En Slam Dunk he tratado de mostrar lo que se siente al practicar un deporte, lo que se siente cuando se ama ese deporte. Estos sentimientos son universales, así que no me preocupa demasiado cómo la gente responda mientras yo tenga eso claro.
P: En cuanto a eso, ¿tienes algún mensaje que te gustaría compartir con tus fans, con tus lectores americanos a los que ya disfrutan de tus mangas y a aquellos que lo van a descubrir por primera vez?
I: Me hace mucha ilusión ver mis cómics publicados fuera de Japón, y me hace especial ilusión verlos disponibles en Estados Unidos. Dibujar manga es algo solitario, pero cuando el lector lee mi manga, me siento como si estuviese en contacto con él, incluso si el manga lo leen lectores de todo el mundo. Eso supone una gran recompensa y hace que todo merezca la pena.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en cómic, entrevistas y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Entrevista a Takehiko Inoue

  1. Coralie dijo:

    Well done. Even in the darkest moments of Iraq, you know, there was — and every day when I was reading the reports about soldiers losing their lives, no question there was a lot of emotion, but also there was times where we could be lith-thearged and support each other.I’m sure every friend and family member of a soldier who died in Iraq feels much the same way. You know, good times, bad times, just gotta go with the flow. Jesus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s