Sobre El sabueso: St. Mary’s Ribbon, de Jiro Taniguchi e Itsura Inami

taniguchiDe leer este nuevo Taniguchi salgo con sentimientos encontrados. Por un lado tenemos un aspecto gráfico y narrativo a la altura del autor, aunque nada nuevo. Por otro, nos encontramos con un guión a medio camino entre una novela de aventuras y  un manual de texto sin fuste alguno. ¿Por qué?

  • Taniguchi es Taniguchi. Es Jiro Taniguchi. Y tengo la sensación de decir exactamente lo mismo cada vez que hago una reseña de un libro suyo. Así que sí, estamos ante un apartado gráfico asombroso, que tal vez ha rebajado el nivel de perfección de otros libros relajando un poco el trazo, aunque no demasiado. Eso lo hace más disfrutable, menos rígido. Y en cuanto a la narración… bueno, lo de siempre, no se arriesga, no hay nada nuevo, pero le sale bien. El talento sigue vigente.
  • La historia parte de la novela de Itsura Inami. Y tiene buena pinta. Joder, ¡un detective de perros! Quiero decir, detectives y perros. Me hace sentir como un niño con zapatillas nuevas. Y al principio la cosa funciona de maravilla, porque es trepidante e interesante ver cómo encuentra a los perros, cómo se enfrenta con los ladrones de perros, o lo valiente que es el tío, con su perro, el detective; el detective de perros, de perros de caza. Con perros. Y como todo está tan bien hecho, pues dices: viva, viva Taniguchi. Y otra vez: viva. Pero llega la segunda mitad del libro y la cosa cambia. Se introduce una nueva banda yakuza, y dices “¿otra?”, y llega otra misión, y piensas “¿otra?”. Y entonces te cuentan todo sobre el adiestramiento de perros, que está bien, pero no viene a cuento de nada, y llega cierta torpeza argumental, como lo de la mujer contando el encuentro con el hombre que tenía a su perro, un poco metido con calzador.
  • En definitiva, Taniguchi lo hace bien, pero creo que falta pulir algunos detalles, ir más al grano. Tal vez haber querido ser demasiado fiel a la novela le he llevado por caminos que no tienen cabida en el cómic. O yo qué sé, la cosa que es creo que a veces no funciona. Pero no deja de gustarme, de llenarme con ese amor a la naturaleza que Taniguchi siente, que hace vibrar el cómic y se contagia tantísimo. En fin, esperando el segundo tomo.
GK_une_limierT2
Anuncios
Esta entrada fue publicada en cómic y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s