Sandía para cenar, de Javi de Castro

me cago en mi vidaCuando nos acercamos a la obra de un autor tan joven como Javi de Castro, lo  más probable, y casi que lo más recomendable, es leer sin ningún tipo de expectativa. Del autor conocemos sus webcomics y fanzines, un material que para alguien que no esté demasiado puesto, como yo, es muy posible que se le escape. Con Sandía para cenar las expectativas estaban en un nivel de lo más neutral: ¿de qué puede ir esto? ¿qué va a pasar y qué nos espera? Sin duda tiene un título sugerente, y visto el estilo de Javi de Castro, sus temas y ambiciones formales, había que darle una oportunidad.

¿De qué va, entonces, Sandía para cenar? Creo que el tebeo es demasiado corto como para decir algo y que lo mejor es adentrarse en la historia un poco en penumbra. Lo que sí voy a decir es que es una historia con tintes fantásticos y costumbristas, donde parece que el autor sabe moverse. Por un lado tenemos un contexto muy sencillo y normal, que es el de un chaval, Rubén, que se va de casa. Por otro lado, de Castro introduce el ingrediente fantástico y lo acopla a la situación de los protagonistas como si tal cosa. La magia de la ficción es que algo así es posible: la convivencia de lo fantástico con lo real, y por lo tanto la aceptación de lo fantástico como real. En ese mundo, de Castro juega con las posibilidades y se adapta a la “realidad” de esta fantasía. Con diálogos muy vivos, muy reales, y situaciones muy cotidianas, el cómic nos introduce en la vida de un protagonista que bien podría ser la mía o la tuya: fiesta, amigos, trabajo, amor…

Lo que más sorprende es ver lo joven que es el autor y darse cuenta de la soltura que tiene a la hora de dibujar expresiones, de crear situaciones, diálogos e hilarlo todo creando una narración fluida. Sabe cuando enfocar la “cámara” a otro lado para no saturar con un eterno plano fijo a la cara. Me gusta cuando juega con la forma viñeta; no hay una estructura fija, cada página es única y está pensada para contar cada momento a su manera. Y hay páginas con un resultado estupendo: aquellas en las que Rubén vuelve de fiesta y vomita, o la última viñeta de la tercera página, en la que dos personajes están enfrentados y entre ellos hay cuatro viñetas que no continúan la trama; ese parón hasta que al final de la viñeta uno de ellos habla me ha gustado mucho, por cómo juega con el tiempo y cómo da la sensación de inmovilidad para luego continuar como si nada. También hay otras páginas que no terminan de convencer y que tal vez están un poco más forzadas, pero siguen siendo igual de interesantes para ver cómo el autor se arriesga con el ejercicio narrativo.

Javi de Castro ha hecho con este un tebeo muy interesante, con un estilo muy definido y muy identificable y atractivo; muy dinámico y sobre todo divertido. Tal vez falla al final, con un desenlace que tal vez no llega a cuajar, o que no acabo de entender. Pero sin duda hay que seguir sus pasos, porque si eso es lo peor que se puede decir, Javi de Castro va a traer únicamente alegrías.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cómic y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Sandía para cenar, de Javi de Castro

  1. Pingback: Entrevista a Javi de Castro | cosasdesuperheroes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s