Las mejores novelas que he leído en 2014

Yucca_Mountain_2Y al igual que el año pasado, un repaso a lo mejor que he leído este año. Como siempre, repito: esta es una selección personal de novelas “leídas”, que no “publicadas”, en 2014, con lo que habrá novelas tanto publicadas este mismo año como descatalogadas o publicadas el año pasado o cualquier otro, ya sabéis. Como bola extra, he incluido los mejores cómics, ahora sí, que se han publicado en 2014 y he leído. Una mezcla sin mucho sentido, pero vaya, así me gusta a mí. Están ordenados según los he leído.

Aquí la lista de 2013.

La escopeta de caza, de Yasushi Inoue

escopeta_cazaRelato que publica Anagrama en 1990, un año antes de la muerte del autor. Fijaos si hace tiempo que se publicó que está traducido del francés (creo, pero seguro que no del japonés). Me lo leí hace casi un año y no recuerdo mucho de él, pero sí que conservo ese poso que pocas novelas (en realidad es un relato largo, no una novela) ofrecen después de la lectura. Una historia de amor triste contada de forma epistolar: tres cartas dirigidas al mismo hombre, una de la mujer, otra de la amante y otra de la hija. Un libro muy bonito y que merece, primero, que lo reediten, y segundo, que lo leas: es breve y es magnífico.

El vaquero indomable, de Edward Abbey    

vaqueroLa novela que me enamoró y me pegó a las páginas durante horas para luego golpearme con un directo de derecha y tirarme al suelo un par de horas. En El vaquero indomable hay aventuras, un protagonista maravilloso, inteligente, ágil y con principios: todo lo que esperas de un héroe. Pero hay también un hombre que, además de incomprendido, es solitario, una figura triste, caduca, inadaptada, pero al mismo tiempo un rebelde luchador contra la maquinaria (el capitalismo, el consumismo, el alienamiento, el conformismo), y lo hace con sus medios y sufriendo las consecuencias. El vaquero indomable me ha encantado y me ha conmovido, y tengo que agradecérselo mil y más veces al que me lo regaló y no puedo no ponerlo en esta lista.

No hay bestia tan feroz, de Edward Bunker

bestiaDe esta ya hablé pero, intentando resumir, podría decir que un novelón de tres pares de narices. No hay bestia tan feroz habla de los problemas que tienen los delincuentes que intentan reinsertarse en la sociedad, de cómo lidian con el prejuicio que recae inevitablemente sobre ellos y de cómo se las han de apañar, con apenas recursos para salir adelante. Pero más importante aún es el tema de la naturaleza del bandido: inconformismo puro en un ambiente que te obliga a ello, qute impide redimir; a sobrevivir a pesar de todo. Max Dembo sale de la cárcel con treinta años pero entró siendo jovencísimo y solo conoce eso. Conoce la cárcel y lo que había antes, los amigos de siempre, los locales de siempre, la rutina de siempre, una situación que lleva a la mayoría de ex-convictos a recaer, a cometer el mismo crimen de nuevo: a volver a la cárcel.

La estación del sol, de Shintaro Ishihara

estacion_ishiharaLa gran sorpresa de 2014. Descubrir a Shintaro Ishihara ha sido asombroso. De este libro me ha encantado su manera de narrar, tan directa, y cómo retrata a sus personajes, con sentimientos bajos y pasiones de lo más mundanas. Nos habla de una juventud que no se amolda a lo establecido pero que tampoco encuentra su camino, y hay una mezcla ahí de inconformismo y confusión, de rebelión pero de búsqueda de sí mismo, y es a veces tanto una llamada de auxilio como una patada a las convenciones. De Ishihara se ha publicado también este año El eclipse de Yukio Mishima, que nos habla con mucha lucidez de la obra y la vida de Mishima, sus contradicciones y su talento. La estación del sol es de lo mejor que he leído en 2014, y esta sí que se ha publicado este año. Impepinable.

Un paseo por el lado salvaje, de Nelson Algren

un_paseo_por_el_lado_salvaje_nelson_algrenUna novela dura que habla sobre la vida de una chaval en Nueva Orleans. Nos cuenta su historia desde que se escapa de su pueblo hasta que llega a dicha ciudad y acaba trabajando en una casa de citas. Vemos la evolución de Dave desde su infancia hasta su madurez, y mientras tanto observamos todas sus aventuras: el encuentro con una vieja mujer casera, con la que establecerá su primera relación sentimental, la chica con la que se encontrará una vez iniciada su vida vagabunda, el putero, el ladrón, el timador. Las aventuras del protagonista podrían parecerse a las del pícaro que se busca la vida y sobrevive como puede, pero el tono es siempre amargo y la narrativa llega a ser densa, por lo que la obra no es un canto a la vida sino un grito contra la pobreza, contra el sufrimiento, porque por mucho que te esfuerces, a veces no sale bien, y eso es todo.

Stoner, de John Williams

John-Williams-StonerSi me atrevo a decir cuál de estas novelas es la mejor de todas, diría que es Stoner. Leyendo el prólogo a la edición americana, se cita una entrevista (que no consigo encontrar) de John Williams en la que comentaba que a pesar de lo que los lectores decían, Stoner (el personaje) no había tenido un mala vida; de hecho, el autor decía que había tenido una vida estupenda: a pesar de no haber estado plagada de emociones y de aventuras, fue un hombre que consiguió grandes cosas, como encontrar el amor, y que dedicó toda su vida a aquello que amó: leer y escribir libros. Es por eso que Stoner vivió, a pesar de las dificultades y los malos ratos, de la adversidad, una vida que podríamos llamar plena. Lectura del año. (De este pongo la portada de la edición americana porque la española me parece horrorosa.)

Estoy desnudo, de Yasutaka Tsutsui

desnudoAhora, si tuviese que decir cuál ha sido el libro más divertido, no me lo pensaría: Estoy desnudo. Es una recopilación de los mejores relatos del autor seleccionados por él mismo. Hablé un poco de uno de ellos aquí, pero lo cierto es que, con algún que otro bajón, el nivel es altísimo. Tenemos de todo, y por lo general en todos predomina el humor, que va desde la risa normal (ja, ja), hasta tener que dejar el libro a un lado para reír más aún (muajajajajaja -sin comas ni nada-). Es un volumen en el que encontramos experimentación, sátira y que nos demuestra que no toda la literatura japonesa es pocha o intensa o existencialista: hay autores como Tsutsui a los que parece que las convenciones no le cuadran. Me falta leer Hombres salmonela en el planeta porno, y espero que Atalanta publique más obras suyas, porque qué bien me lo paso.

Apaches, de Oakley Hall

ApachesOtro Oakley Hall que pasa por la puerta grande. Este hombre me parece grandísimo, y su nombre debería figurar entre los grandes de la literatura. Además es un autor que es relevante para la historia norteamericana y por eso mismo debería ser más leído allí: sus obras hablan del pasado sin olvidar el presente, de mitos, de racismo, los ideales; pilares sobre los que se sustenta la sociedad americana a día de hoy; temas universales, en mi opinión: habla del hombre, de sus contradicciones y sus sentimientos; su lucha. Apaches se centra en concreto en la represión que los indios sufrieron a manos del hombre blanco. La vida de los indios llegó a un punto en el que la convivencia de ambos era imposible y tuvo que perder el más débil, para lo cual el más fuerte (el maldito hombre blanco) no tuvo ni una pizca de misericordia y fue arrollador y cruel. Apaches también habla de temas que ya aparecieron en Warlock como el mito fundacional y se acerca a al tema de las distintas posibilidades de la verdad.

Sobre una montaña, de John D’Agata

aboutamountain (1)Esto no es novela, pero lo metemos igualmente porque no voy a hacer una lista de no-ficción en la que solo hay una obra. Sobre una montaña destaca por su narración, que es directa pero que también se permite muchas concesiones literarias y llega a ser poética: un gran ejercicio técnico que entra muy bien y nos habla de Las Vegas y de un chico que se suicida, de Yucca Mountain (un proyecto para almacenar residuos nucleares en el interior de una montaña) y de la relación que existe entre todo eso.  D’Agata es muy hábil y crea un entramado muy bien hilado: por un lado nos habla en primera persona sobre Las Vegas, su relación con la ciudad y cómo, poco a poco, se va adentrando en ella: el alto nivel de suicidios, el proyecto, lo que la gente sabe sobre Las Vegas y lo que se oculta en Las vegas. Muy interesante.

Los niños se aburren los domingos, de Jean Stafford

staffordEsta esta una recopilación de los mejores relatos de The Collected Stories of Jean Stafford, que le valió el Pulitzer en 1970 a la autora. No sé cómo serán los relatos que se han quedado sin traducir, pero los de este volumen son sencillamente buenísimos. Además, creo que el nivel aumenta según nos vamos acercando al final del tomo; tal vez es porque poco a poco me he ido acostumbrado a la narración de Stafford y he sido capaz de disfrutar más de cada uno de ellos, o que simplemente porque están ordenados así: de magnífico a súper magnífico. Relatos que nos hablan de la vida y la condición de la mujer de los años 50. Una narrativa con saltos temporales y elipsis, descripciones precisas y personajes retratados también con precisión. Otra vez: imprescindible

Bola extra: Mis mejores cómics de 2014

hechizo4

Hechizo Total, de Simon Hanselmann

hechizo_cubierta_baja2Este cómic es locura y más locura. Es divertido y tiene uno de los mejores protagonistas de la historia (una bruja adolescente que se folla a su gato); otro de esos de tirar el libro por la ventana y seguir riendo. Juergas, porros, alcohol, sexo; todo muy malsano y sucio. El autor es australiano, y por lo tanto me resulta imposible no ver a sus personajes en Australia, en medio de ese outback represor que pude ver en la novela Pánico al amanecer: cuando no hay cultura solo queda la degradación. Y creo que es una parte importante de este cómic, esa dejadez y el malvivir de los protagonistas, pero esta vez con humor. Por otro lado, la edición es estupenda. Me encanta que los traductores se permitan muchas licencias y creen frases que dudo que fuesen ni de cerca así en español, pero eso es bueno; al fin y al cabo, es una obra de humor. Esperando el siguiente volumen con ansias.

Arsène Schrauwen, de Olivier Schrauwen

Arsène-Schrauwen-2De este hablé un poquito aquí. Lo cierto es que no he leído el segundo número, que también ha salido en 2014; lo tengo en la mesita (la mesita metafórica) y estoy buscando un hueco para releer el primero y ponerme con el segundo. Pero tan solo con ese primer tomo me resulta imposible no colocar este cómic entre lo mejor del año. Por su narrativa, Olivier se está convirtiendo en uno de los dibujantes más importantes del momento. Arsène trata también sobre la búsqueda que cada uno ha de hacer en al menos una vez en su vida: buscar su lugar en el mundo, buscar significado a las cosas; supongo que cada uno puede hacer su interpretación. Por eso mismo encuentro la sombra de El gran Gatsby en estas páginas: el hombre en búsqueda del sueño americano. Pero quedan dos números, así que ya veremos. De momento, genial.

Hanzô: el camino del asesino, Goseki Kojima y Kazuo Koike 

hanzo_num1-okEste cómic está aquí porque es genial pero también porque lo considero el representante de toda la linea manga de ECC. Que una editorial grande como esta se dedique a publicar este tipo de manga; es decir, un manga en el que prima la calidad por encima de las ventas, distinto; con interés, vaya, y no se lancen a por el manga puntero del momento me parece bastante digno de mención. Hanzô en concreto es la historia del famoso ninja Hattori Hanzô y su amo Ieayasu Tokugawa. Este relato épico se basa en estos personajes para luego crear algo que va mucho más allá de los hechos históricos. Koike realiza una labor fantástica dotando a los protagonistas de inseguridad, miedos y pasiones; tanto el invencible ninja como el afable Ieyasu son aquí más humanos que figuras históricas o héroes, lo que hace que el lector, además de disfrutar de sus vidas, empatice con ellos. Kojima, el dibujante, está espléndido, como siempre. Para mí es el gran genio del tándem.

Las Meninas, de Javier Olivares y Santiago García

lasmeninasSiendo el único cómic español que hay en esta lista podría decir perfectamente que es mi cómic español favorito del año. Sería un poco absurdo que dijese algo así porque lo cierto es que no he leído muchos más. Pero sin duda es un gran tebeo. Me gusta, por un lado, el trabajo de Javier Olivares. Creo que es fresco, que es muy juvenil y que entra mucho por los ojos. La primera vez que vi alguna ilustración suya fue en una librería en un libro, creo, de Dickens (esto tengo que mirar si es cierto), y por primera vez en mi vida no me fijé en el autor ni en la editorial: me fijé en el ilustrador y apunté su nombre. El guión también me ha sorprendido mucho. Me encanta cómo han jugado con las posibilidades del cuadro. Las Meninas, el cuadro, es una obra cuya influencia e importancia sigue vigente a día de hoy, y por eso mismo me ha gustado que el tebeo no acabase siendo una mera biografía del autor o del cuadro, sino que hablasen de la influencia que tuvo en otros pintores como Goya, Picasso o los mismos autores del cómic. También veo en la obra el esfuerzo por convertirse en un artista, el camino que ha de recorrer y el trabajo por mejorar y superarse a sí mismo. En este aspecto me ha recordado a obras como Bakuman (Ohba y Obata) o a Hokusai (Shotaro Ishinomori) o a cualquier otro manga shonen de superación y motivación, pero esto no tiene mucho que ver y tampoco sé por qué lo pongo. En cualquier caso, un gran cómic.

Solanin, de Inio Asano

portada_solaninDe Solanin hablé en Zona Negativa y junto a Hanzô dije que me habían parecido los mejores mangas publicados en 2014. Sería injusto hablar únicamente de Solanin porque este mismo año también se han publicado La chica a la orilla del mar y Nijigahara Holograph, la primera posterior a Solanin y la primera anterior. Solanin, en cualquier caso, habla sobre un grupo de jóvenes que han acabado la universidad o están a punto. No saben qué hacer con sus vidas y se encuentran en ese momento en el que han de tomar, por primera vez, una decisión real; encaminar sus vidas a algún lado. Inio Asano además dibuja de maravilla, y su forma de narrar no es obvia ni patosa; todo lo contrario, hace uso de elipsis, planos elaborados y distintos. Un gran manga.

Y esto es todo. Me voy.

brave

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cómic, literatura, manga y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Las mejores novelas que he leído en 2014

  1. Pingback: El manga que nos trae el otoño de 2015 | Retrospectiva Coreana

  2. Pingback: Mejores novelas que he leído en 2016 | Retrospectiva Coreana

  3. Gabrielle dijo:

    le duela a quien le duela la Cd. de Mexico esta en el lugar #8 porque es la ciudad mas importante y rica de laraonimetica ya superen que la Cd. de mexico es la unica ciudad de latinoamerica que aparece en la lista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s