El manga que nos trae el otoño de 2015

ishi1Quien dice otoño dice «cuando se acaba agosto». Es a partir de esta época que el consumismo se vuelve una cosa loca, no solo por la llegada inminente de la navidad, sino porque de alguna manera el cuerpo tiende a compensar la abrumante carga que supone volver al trabajo mediante algún capricho, alguna estrategia compensativa. ¿Por qué si no salen tantos fascículos en septiembre? Para los aficionados al cómic japonés, también hay una fecha importante: el Salón del Manga de Barcelona, fecha sobre la que se acumulan una gran cantidad de lanzamientos.

Y si 2015 estaba siendo un año especialmente bueno, la recta final va a ser simplemente apabullante, además de interesante el hecho de ver que editoriales que hasta ahora no se dedicaban al manga se han iniciado o consolidado. Dejo aquí para el que le interese una lista de todo aquello que en mi opinión es una compra obligatoria. No digo que todo lo listado sea bueno, tan solo que espero que lo sea (y creo que lo será). Van ordenados, por darle un poco de emoción.


13. Ayako (Planeta) y Oda a Kirihito (ECC), de Osamu Tezuka. Estos van juntos porque en realidad son reediciones y su importancia, por tanto, es algo menor. Fueron publicados por la editorial Otakuland, ya extinta, en el año 2004 en unas ediciones que dejaban bastante que desear, pero que al fin y al cabo han sido durante más de diez años las únicas que hemos tenido para disfrutar de estos dos grandes cómics. Que tanto Planeta como ECC se decidan a reeditar, las anuncien al mismo tiempo, y las publiquen (imagino, no hay fecha exacta)  en la misma época, tan solo puede llevarnos a pensar que ambas comparten un mismo destino: siendo de las primeras obras de Osamu Tezuka publicadas en español, son una apuesta segura (cortas, interesantes; un formato que cualquier editorial interesada en el manga agradece) y una referencia ineludible para todo aquel que quiera adentrarse en el universo más oscuro de Tezuka. Sus lazos están unidos para recordarnos su importancia. A leerlas.ayako_final

12. Devorar el mundo, de Osamu Tezuka (ECC). Esta, aunque la considero peor que las anteriores, es una novedad y por tanto la coloco un puesto por encima. Del mismo autor, publicada originalmente unos años antes, en 1968, fue una de las primeras obras con las que Osamu Tezuka (recordemos, autor de Buda, Fénix, El libro de los insectos humanos, Adolf, etc., el llamado «Dios del manga») inició su periodo conocido como «Tezuka oscuro», en el que abandonaba las aventuras y se adentraba en temas sociales En este caso, Devorar el mundo es una profunda crítica contra el capitalismo y el egoísmo; en una entrevista, Tezuka afirma que el protagonista no es ni más ni menos que el dinero, el cual, a lo largo de varios cientos de páginas conduce a varios personajes en un devenir de conspiraciones y asesinatos. Aunque estaba inédita, la pude comprar en inglés hace algo menos de un año, y es por eso por lo que puedo hablar de ella con un poco de detalle. Junto a las anteriores y algún número de Fénix, esta es toda la ración tezukiana que nos depara el final de año.devorar_final

11. Oishinbo, de Tetsu Kariya y Akira Hanasaki (Norma). Este es un gran desconocido pero al mismo tiempo es todo un clásico. Marc Bernabé habló con bastante detalle de la obra aquí. Según comenta, la obra lleva publicándose desde 1983 y ha superado ya los cien tomos publicados. Una verdadera barbaridad. En España, Norma Editorial tiene pensado publicar la misma edición que publicó Viz hace unos años: una recopilación de capítulos (pues todos son autoconclusivos) ordenados por temas. Así, un tomo tratará únicamente el sushi, otro el sake y así hasta siete volúmenes en los que seguiremos al protagonista recorrer cientos de establecimientos en busca del menú perfecto. Muy interesante, tanto por su posible aportación a la cultura japonesa como por poder leer un manga que lleva publicándose en Japón tantos años.oishinbo

10. La formidable invasión mongola, de Shintaro Kago (ECC). Shintaro Kago tenía pinta de convertirse en ese típico autor que una editorial descubre, explota y queda olvidado. En este caso porque EDT cerró, y sus cómics eran tan únicos que hacía falta una editorial con un catálogo arriesgado para ficharlo. EDT probó que este autor vende; publicó, al fin y al cabo, cinco tomos suyos en menos de un año, y ECC, por suerte, nos lo trae de vuelta. No sé muy bien de qué va la obra; no he leído la sinopsis y no tengo intención de hacerlo, pero si habéis leído su obra podéis haceros una idea de qué nos espera. Reproducción por mitosis era un compendio de historias cortas experimentales en las que el autor jugaba de manera grotesca con las posibilidades de la viñeta, los puntos de vista y la perspectiva; este tomo parece en cambio más encaminado a su serie Cuaderno de masacres, en las que el autor deja a un lado su vena experimental para crear historias imaginativas y grotescas ambientadas en épocas históricas.

kago

9. Kei, crónica de una juventud, de Goseki Kojima y Kazuo Koike (ECC). Estoy sorprendentemente agradecido de que ECC se haya propuesto publicar toda la obra creada por este par de autores. Probé Hanzô sin saber qué me esperaba, y encontré uno de los mangas con los que más disfruto a día de hoy. Aunque todos los cómics de estos creadores son similares: ambientación histórica, samuráis, acción, lo épico, etc., sus obras me parecen irresistibles, y no solo voy a intentar comprar todo lo nuevo que salga sino ir en busca de otras como Asa, el ejecutor y terminar de leer de una vez El lobo solitario y su cachorro. Kei, crónica de una juventud, parece tener todos los elementos básicos que forma un manga de Kojima y Koike, pero al mismo tiempo es una historia de un joven que busca a su amada, con lo que espero encontrar algo distinto por esa parte. No me la pienso perder.

definitiva_kei
8. Diario gatuno de Junji Ito (Tomodomo). Una gran sorpresa. La anunciaron para verano, y si algo bueno tiene que se haya retrasado es que puedo incluirla en esta lista. Estamos acostumbrados a que la obra de Junji Ito sea macabra, historias locas sobre monstruos, invasiones, fantasmas, suicidios; es raro, por tanto, encontrarse con un relato hasta cierto punto personal: el propio autor como protagonista, su casa —familia y gato incluidos— como escenario. Por supuesto cabe esperar que el humor que siempre late en las obras de Ito sea aquí el principal protagonista, pero si os fijáis en la imagen la esencia y el tono seguro que se preservan. Tomodomo ha juntado con esta licencia a los amantes de los gatos y a los (incondicionales) seguidores de Junji Ito.

catdiary3

7. Hellstar Remina, de Junji Ito (ECC). Y por si no había suficiente, más del autor. Esta vez, como siempre, ración de lo típico, del Ito de historias inesperadas. Espero que ECC continúe publicando muchas obras del autor (su Frankenstein, por ejemplo), y que lo haga a ser posible con una cadencia ágil. Muy contento con este cómic, pero una pena que la editorial siga utilizando un papel en el que la tinta se corre.

ito_definitiva

6. Buenas noches, Punpun, de Inio Asano (Norma). Y aquí, por fin, uno de los mangas más demandado, más aclamados y más esperados. Norma Editorial, sin duda, no publica algo por nada; y sabe que Inio Asano, desde que lo publicara por primera vez Ponent Mon y resultara en un desafortunado fracaso, se ha vuelto todo un fenómeno adolescente y sin duda en una apuesta segura. En este blog, aunque con altibajos, Asano por lo general gusta. Traduje una entrevista en la que aparecía, y comenté que Solanin es uno de los mejores mangas del año pasado. Lo cierto es que Solanin me gustó mucho pero estoy casi seguro de que no aguantaría una relectura; con La chica a la orilla del mar, en cambio, estoy casi seguro de que pasaría lo contrario. En cualquier caso, Asano es uno de los autores más representativos del Japón actual, de su sociedad y, sobre todo, su juventud. No podemos perderle la pista e inevitablemente daremos cuenta de su obra aquí o donde se tercie.punpunfinal5. GoGo Monster, de Taiyo Matsumoto (ECC). ¡BUM! Y esto sí que no lo esperaba nadie. ECC es ahora mismo la editorial de manga más intenresante. No solo coexisten en su catálogo autores espectaculares, sino que no tienen problemas a arriesgarse con cosas nuevas y que ellos consideran (imagino) de calidad. Tienen tres obras de Koike y Kojima publicándose al mismo tiempo; un shônen, Crows, de 26 tomos del que todo el mundo se había olvidado; otras obras como Ichi, the killer, del magnífico Hideo Yamamoto, y además de Junji Ito y Osamu Tezuka añaden a su catálogo a Shintaro Kago y a Taiyô Matsumoto. ¿Se les puede pedir algo más? De Matsumoto, aunque están traducidos Tekkon Kinkreet y (milagrosamente) Takemitsu Zamurai, hay mucho material inédito: Ping Pong, Zero, Number 5, Hana Otoko. Gogo Monster es una obra que tiene ya algunos años, y lo mejor es remitiros a la reseña de 2009 Marc Bernabé para intentar  hacernos una idea de qué nos viene encima. Una golosina, sin duda.gogo

4. Trash Market, de Tadao Tsuge (Fulgencio Pimentel). Hablar de los cuatro que quedan e intentar ordenarlos es una tortura. Hay un primero muy claro, pero el resto están puesto casi al azar. Aunque, para ser sinceros, vengo haciendo esto casi desde el número ocho. ¿Alguien sabía que este hombre existía, que Yoshiharu Tsuge tenía un hermano que también dibujaba para Garo y que pinta tan interesante como la del hermano famoso? En Fulgencio Pimentel han pensado que sería una buena idea dar a conocer su trabajo, y si por si el apellido Tsuge y la revista Garo no os convencen, que lo haga el hecho de que Fulgencio no ha publicado aún un cómic malo. Vosotros veréis.tsuge brotha

3. Sunny, de Taiyo Matsumoto (ECC). Más Matsumoto. No he leído ni GoGo Monster ni Sunny. La primera es del 2000 y la segunda del 2011, con lo que tenemos una buena oportunidad para observar la evolución del autor. Aquí vemos a Matsumoto hablar de su infancia sin que esto llegue a ser una obra autobiográfica: un orfanato en el que viven niños cuyos padres no pueden atenderlos. Es algo extraño y que el propio autor vivió: los niños no son del todo abandonados, puesto que los padres van a visitarles, pero la responsabilidad recae totalmente los encargados del asilo. Con su estilo único y la sensibilidad del autor para meternos en la piel de los personajes, la recuperación de este autor es una las grandes noticias manga del año. El propio Matsumoto habla de este manga en esta entrevista:

Matsumoto: Thank you. Sunny is based on personal experience. I never used to talk much about when I lived separately from my parents, but now I find I can finally stand back and really get a good look at it. I think I needed time to put some distance between that myself and that experience in order to turn it into manga. I started it sort of hesitantly, but after drawing it for a while, I’ve come to feel that the characters are really all me. The children left at the orphanage, the parents who left them there, the people taking care of them at the orphanage — all of them are me.

sunny

2. Las aventuras de Sabu y su maestro, de Shotaro Ishinomori (Planeta). Planeta Cómic tiene la mala costumbre de anunciar una obra muchos meses y a veces hasta más de un año antes de empezar a publicarla. Desde que anunciaran esta obra del llamado «Rey del manga», Shotaro Ishinomori, en el pasado Salón del Manga han sido muchos meses que espero que acaben mereciendo la pena. La historia gira alrededor de Sabu y su maestro, un ciego con una clara influencia/copia a Zatoichi. No sé nada más, la verdad. Sé, sin embargo, que Ishinomori es uno de los dibujantes más espectaculares que he leído nunca, tanto por su increíble y característica composición de página experimental como por sus fondos tanto repletos de detalle o sus planos con perspectivas de lo más originales. No espero, si soy sincero, la obra de mi vida, sino el gozo más absoluto que se puede conseguir al mirar sus páginas. Habría sido el manga del año si no llega a ser por…ishi3

1. El hombre sin talento, de Yoshiharu Tsuge (Gallo Nero). Lo digo sin dudarlo: estamos ante la publicación más importante del año. No digo que vaya a ser mi favorita ni la mejor (puede que sí), pero por todo lo que supone, este cómic es algo tan importante que simplemente deberíamos dar gracias y no llegar a creérnoslo. Joan Navarro, dueño de la extinta EDT, aseguró más de una vez su intención de publicar a este autor pero que fueron muchas las negativas que recibió hasta que al final se rindieron. Gallo Nero, sin embargo, ha conseguido lo que nadie pudo conseguir, ha matado al gigante, y que se publique en español una de las obras de uno de los autores más míticos de la revista Garo es algo único que no nos asegura la publicación de más obras del autor. Disfrutemos de este breve oasis.

tsuge

Y hasta aquí todo. En breve: una lista de mangakas imprescindibles.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cómic, manga y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a El manga que nos trae el otoño de 2015

  1. Wildux dijo:

    Creo que coincido con todas las obras (aunque no sabría como ordenarlas). Tengo especialmente ganas de leer lo de los hermanos Tsuge y las obras de Matsumoto. Este año, en cuanto a licencias y lanzamientos, me está pareciendo genial.

    Es una pena que ECC esté publicando lo de Junji Ito con esa calidad, espero que lo de Matsumoto y las próximas obras las impriman con Liberdúxplex y no con CPI.

    De Tezuka ya tengo las 3 obras, las dos de Otakuland y Devorar el mundo de DMP. De salida no las compraré, pero supongo que más adelante si (sobretodo las de Otakuland).

  2. ¡Gracias por comentar! Efectivamente, el final de año viene muy, muy cargado con buenas obras. De hecho, hoy mismo se ha anunciado la de Kazuo Kamimura, que si la hubiese metido en la lista estaría de las primeras. ¿Hay alguna obra interesante que se me haya escapado?

    Me gustan prácticamente todos los mangas que publica ECC. Me alegro de que se hayan decidido por una linea editorial distinta, y lo cierto es que es una pena que utilicen ese papel tan malo para imprimir las obras de Junji Ito e “Ichi, the killer”. Me llama bastante la atención que no lo arreglen. En cambio, en el tomo que acaban de sacar de Shintaro Kago y en “Kei”, lo de nuevo de Koike y Kojima, han utilizado la anterior imprenta y les han quedado dos libros muy bien hechos. Espero que “Sunny” no venga así.

    Con Tezuka estoy igual que tú, lo tengo todo. Una pena porque estas ediciones pintan mucho mejor. Por cierto, ¿qué tal “Ludwig B”? Tengo muchas ganas de leerlo, pero aún no está a la venta.

    • Wildux dijo:

      Ludwig B me gustó bastante, una pena que quedara incompleto.

      Pues aparte de “Historia de una Geisha”, yo pondría también “La Bestia” (Bokko me encantó), “En este rincón del mundo”, “Flores azules” (por ser el primer yuri) y el Zelda de Ishinomori.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s