Devorar la tierra, de Osamu Tezuka

devorar_cabecera

Sin duda una de las grandes noticias del año es esta: ECC Cómics acaba de publicar Devorar la tierra, de Osamu Tezuka. Leí la versión inglesa publicada por Digital Manga y, aunque se nota es una de sus primeras obras serias, disfruté muy mucho la ambición desmesurada de Tezuka. 

tezuka_1

Sin entrar a desmenuzar mucho el cómic, he aquí algunos ejemplos por los que hay que leer esta obra:tezuka_2

Tezuka manejaba con maestría el arte narrativo, pero algo en lo que destacaba, a mí parecer, es en el uso de sombras. La página de arriba es una muestra muy clara, tal vez excesiva, de lo que era capaz de hacer. En El libro de los insectos humanos (Astiberri, 2013), había varias escenas especialmente interesantes en este aspecto: la del suicidio nada más empezar, todas las que suceden en casa de la madre o habitaciones oscuras y, por supuesto, la escenas de sexo. Esta técnica muestra de manera muy sutil y elegante escenas que de otra manera podrían haberse quedado en algo más burdo o poco sutil.

tezuka_4Por otro lado, este cómic se publica en 1969, época en la que Tezuka comienza un cambio hacia el que llamamos «Tezuka oscuro», cuyos temas y ambición se dirigen hacia la exploración del lado oscuro de la psique humana. En esta obra en concreto, Tezuka habla de la obejtivización de la sexualidad femenina, lo que demuestra en una trama bastante curiosa en la que la belleza de una mujer es capaz de alterar a cualquier hombre. Tezuka se sirve de la libertad que le ofrece dirigirse a un público adulto para dibujar el cuerpo femenino de una manera mucho más llamativa y dotarlo de un claro carácter sexual.

tezuka_3

Y por si algo destaca la obra de Tezuka es por su experimentación formal y narrativa. Aunque no siempre resultaba como esperaba, sin duda Tezuka no se cortaba por el temor a fracasar y su ambición era tan amplia como sus ganas de trabajar. La página de arriba es una ejemplo de cómo Tezuka buscaba, sin llegar a conseguirlo a veces, el efecto óptimo para su obra.

tezuka_5Su ambición también abarcaba todos los temas que se atrevía a tratar: la ambición por dinero en un mercado y una sociedad capitalista y su avance destructor hacia un mundo devastado, el machismo imperante en un país como Japón, los avances científicos y sus posibles consecuencias; el tema de la falsa identidad se muestra de una manera muy evidente en esta obra y, como siempre, el amor y la bondad que se esconde en alguna personas, que aparece como un tesoro oculto y raro de encontrar. En Tezuka es muy típica la concepción de la vida como un ciclo: lo vimos en Fénix, la obra que gira alrededor de un pájaro que renacerá de sus cenizas, y nos deja, por lo tanto, algo muy claro: todo aquello que conocemos, la vida, el amor, la ciencia, está destinado a desaparecer y volver a nacer.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en cómic y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s